26 Aug 2021 - 2:02 p. m.

Más de 4.600 indígenas están confinados por grupos armados en Bajo Baudó (Chocó)

Guillermo Itucama Ortíz, líder indígena, fue herido el lunes 23 de agosto mientras se dirigía a la comunidad de Playa Linda, hecho que aumentó el miedo en la zona.

La Defensoría del Pueblo informó que hay 4.679 indígenas confinados en el Bajo Baudó (Chocó). Las comunidades más afectadas son Playa Linda y Puerto Galve, donde el lunes 23 de agosto resultó herido Guillermo Itucama Ortíz, cuando estaba volviendo a su casa. Estas situaciones y los combates constantes entre el Ejército de Liberación Nacional (Eln) y el Clan del Golfo han aumentado el miedo en los aborígenes.

El Consejo de Autoridades del Pueblo Wounaan de Colombia (Woundeko), informó que desde que sucedieron estos hechos, las comunidades decidieron confinarse ante estas amenazas. El ataque a Itucama se dio cuando regresaba a su casa. El hombre recibió un tiro en el hombro derecho. Su compañero, el guardia indígena Auquilio Chamarra, salió ileso y logró llevarlo hasta la comunidad de Playa Linda.

También puede leer: Silencio y confinamiento en las comunidades del río Bojayá

“De inmediato activamos la alarma e informamos a la Cruz Roja Internacional para poder trasladar el herido hasta un hospital. Sin embargo, nunca llegó ese apoyo y solo hasta el martes 24 de agosto pudo entrar una ambulancia fluvial al municipio de Pizarro”, informó Woundeko.

“Solicitamos medidas urgentes por parte de las autoridades para atender a las 4.679 personas, pertenecientes a 984 familias, de 14 comunidades indígenas, quienes están confinadas por el accionar de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc) y el Ejército de Liberación Nacional (Eln)”, dijo el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

El pasado 26 de julio la Defensoría envió un oficio de consumación del riesgo advertido en la alerta temprana 030-20. En dicho documento el ente aseguró que se debían adoptar medidas de prevención y la protección de derechos a la vida, libertad, integridad y seguridad de la población que habita en los Resguardos indígenas del Río Purricha, y Pavasa, y las comunidades de Belén de Docampadó, Playa Sivirú, San Andres de Usaragá, Terrón, Birrinchao, Agua Clara, Villanueva y Pizarro (cabecera) en el del municipio del Bajo Baudó.

Le puede interesar: Más noticias de Colombia aquí

En esta zona del Pacífico chocoano, la Defensoría advirtió que hay una disputa territorial entre el Frente de Guerra Occidental del Eln y el Clan del Golfo. Debido a la posición geográfica del municipio, ambos grupos disputan los corredores estratégicos de las rutas del narcotráfico, así como la salida al océano, poniendo en riesgo a estas comunidades indígenas.

“Nuestros equipos en el territorio han evidenciado que existe un alto riesgo de desplazamiento masivo, sobre todo en las comunidades de Playa Linda y Puerto Galve, que están cercadas por los grupos armados, lo que se suma a otros hechos de violencia reportados en la zona. En este momento preparamos el informe sobre la consumación del riesgo que ya había sido advertido”, dijo el defensor.

Comparte: