20 Sep 2018 - 2:31 a. m.

Mocoa pide condonación de deudas para activar economía local

Año y medio después de la avalancha que cobró la vida de 335 personas, los sobrevivientes de la tragedia de Mocoa buscan que el Congreso expida leyes especiales para aliviar su situación económica y condonarles deudas con el Estado. También piden revisar cómo se invirtieron los recursos de la reconstrucción.

Efraín Dawkins Sanmiguel / @Efrain_Dawkins

Un año y medio después de la avalancha que provocó la muerte de 335 personas, Mocoa sigue tratando de reconstruir su territorio. Así lo afirma Jeny Cuarán, quien desde aquel 31 de marzo de 2017 emprendió una lucha por dignificar las condiciones en que viven los sobrevivientes. La furia de las aguas, provocada por el desbordamiento de los ríos Mocoa, Mulato y Sangoyaco, se llevó viviendas, negocios y hasta las esperanzas de miles de lugareños.

El 4 de agosto de ese mismo año, ocurrió otro incidente que retrasó el proceso de reubicación de las familias mocoanas. Y el 12 de agosto de 2018 se presentó uno más, pero con mayor fuerza. Tres afectaciones naturales en menos de año y medio.

En busca de alternativas de ayuda, los delegados de la zona, en cabeza de Jeny Cuarán Ortega, tuvieron una reunión el 14 de septiembre con miembros de la Comisión Séptima del Senado en la que tomaron parte, entre otros, los senadores Jesús Castilla Salazar, Carlos Ardila, Cesar Pachón y Ana Paola Agudelo.

La delegación de afectados de Mocoa plantea cinco puntos esenciales, que hacen parte de una ruta que, según ellos, se debe tener en cuenta en el proceso de recuperación del territorio. Solicitan que el Gobierno les diga cómo se invirtieron los recursos nacionales e internacionales destinados a aliviar su tragedia.

También quieren saber cuál es el consolidado de la población afectada e identificada por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD). Según el Comité de Damnificados, muchos de los afectados no figuran en los registros. La inquietud de los mocoanos cobra vigente especial en un país en el que las tragedias de algunos son aprovechadas por otros para hacerse a las ayudas estatales, incluso dejando por fuera a las verdaderas víctimas. Como pasó, por ejemplo, con la erupción del Volcán Nevado del Ruiz, en 1985. Oficialmente dejó 20.000 víctimas mortales, pero aparecieron más de 100.000 en algunos registros de ayudas. 

De igual forma, los habitantes de Mocoa han propuesto delinear estrategias que permitan atender la situación integral lograr la reactivación social y económica del municipio. “Hay que ir a Mocoa para darse cuenta de la situación que se vive. Es falso que Mocoa está reconstruido”, dijo la representante del Comité, refiriéndose también, a una realidad financiera que deben afrontar varias familias; aunque las pérdidas humanas sean irreversibles, los habitantes del municipio consideran que al menos las condiciones de vida pueden mejorar para los sobrevivientes.

 

Deudas con bancos e Icetex

Como “damnificados financieros” se declaran los 12 integrantes de la delegación que, también, se reunió con la Superintendencia Financiera. Por su parte el Comité solicitó que las deudas con entidades bancarias y con el Icetex (en el caso de la educación), sean condonadas para poder enfocarse en otros problemas económicos que dejó el desastre natural.

Muchos comerciantes solicitaron préstamos para la apertura de negocios que ya no existen por causa del desbordamiento de los ríos, aseguró Neyi Bolaños, miembro del Comité. Jóvenes que estudiaron a través de créditos con el Icetex se declaran impedidos financieramente para poder cancelar las cuotas mensuales. Aseguran que, aunque se haya contemplado la posibilidad de congelar las deudas temporalmente mientras logran estabilizarse, a largo plazo tampoco podrán cumplir con los pagos porque no disponen de ninguna entrada monetaria. Por el momento, los correos con las facturas de cobro no se detienen y temen ser reportados ante las centrales de riesgo.

“La economía del municipio no ha logrado activarse y esa es la principal razón por la que vinimos a la capital. Toda la contratación de la restauración se ha realizado sin tener en cuenta a los damnificados. Mocoa cuenta con maquinarias que pueden ser útiles dentro de este proceso, pero prefieren llevar a otras personas”, dijo Cuarán.

Los miembros de la delegación denuncian que, aunque han mantenido diálogos con el alcalde del municipio, José Antonio Castro, el apoyo no ha sido suficiente.  “El personero municipal nos ha atendido sólo por medio de tutelas, la gobernadora Sorrel Aroca Rodríguez no se ha dejado ver y hemos tratado de hablar con los gerentes de los bancos y las cooperativas, pero las respuestas han sido poco alentadoras”, agregó la representante del Comité de damnificados financieros.

Los congresistas de la Comisión proponen estudiar otros precedentes en materia de condonación de deudas que se hayan aprobado anteriormente en Colombia, para definir la ruta a seguir. Por lo pronto han sido programadas dos audiencias de control político sobre la reconstrucción de Mocoa para el 19 y 25 de septiembre, y una audiencia pública que aún no cuenta con fecha, se llevará a cabo en este municipio de Putumayo.

 

Comparte: