10 Aug 2011 - 6:15 a. m.

Niño en el Huila se tragó 33 agujas

El menor que se recupera en un centro médico intentó imitar una escena que vio por televisión.

El Espectador

Juan Fernando González  de 13 años, quien la noche del viernes observó en una serie de televisión en la que una costurera por equivocación se tragó una aguja de coser, quiso comprobar si en la vida real alguien podía morir al ingerir dichos elementos, tal y como ocurrió en la serie televisiva.

El menor, que luego de ingerir las 33 agujas y los dos pedazos de alambre dulce,  preguntó en varias oportunidades a su padre las consecuencias que podía tener tragarse esos elementos, a lo que el padre del menor le respondió que la gente moría si se incrustaban en el corazón.

El niño se asustó con la respuesta de su padre, le confesó lo sucedido y le indicó que tenía un fuerte dolor en el estómago.

Juan Fernando fue trasladado del hospital San Antonio de Pitalito a la Clínica Medilaser de Neiva, donde un grupo de cirujanos generales le salvó la vida y calificaron el episodio como "un milagro".

En diálogo con el diario local La Nación, el médico López Rebellon, indicó que “afortunadamente las agujas y el alambre de similar tamaño, cumplieron con el tránsito digestivo ubicándose en el colon ascendente sin mayor complicación. Este caso es milagroso porque hemos tenido situaciones en que con un solo cuerpo extraño tenemos lamentables resultados. El paciente se encuentra estable y se recupera en una habitación”.

 

Temas relacionados

NeivaPitalito
Comparte: