Publicidad
19 Mar 2015 - 11:05 p. m.

Nuevamente denuncian sucesión de niños muertos en Chocó por crisis sanitaria

Un nuevo registro de la Defensoría del Pueblo al departamento, constató que 13 niños indígenas han fallecido en los últimos tres meses a causa de la falta de atención en salud, las condiciones de desnutrición, entre otros factores.

El Espectador

Defensoría del Pueblo / Defensoría del Pueblo
Defensoría del Pueblo / Defensoría del Pueblo

Durante una nueva visita realizada esta semana por funcionarios de la Defensoría del Pueblo a la zona del Alto Andágeda, en el municipio de Bagadó, la Entidad pudo comprobar la gravedad de los problemas de salud que enfrentan las comunidades indígenas y que ya habían sido denunciadas a principio de mes.

La comisión de la Defensoría del Pueblo verificó una nueva crisis humanitaria en materia de salud en el departamento del Chocó, esta vez en el municipio de Bagadó, en donde 13 niños indígenas fallecieron entre los meses de noviembre de 2014 y enero de 2015, a causa de la falta de atención en salud, agravada por las condiciones de desnutrición y factores de riesgo sanitarios. En ese lugar del departamento han fallecido 32 niñas y niños desde junio de 2013 por falta de atención médica.

La Entidad denunció la desatención estatal durante una audiencia pública convocada por la Corte Constitucional, a propósito de las reiteradas denuncias hechas por la Defensoría, y también con el fin de hacerle seguimiento a la Sentencia T-760 de 2008.

La Defensoría llamó nuevamente la atención de lo que viene ocurriendo en el Alto Andágeda del municipio de Bagadó, donde han fallecido 32 niñas y niños desde junio de 2013 por falta de atención médica, además de las denuncias que ha hecho recientemente por las fallas del sistema de salud en Quibdó y Riosucio.

Las cifras pueden ser un poco más altas, no nos atrevemos a decir cuánto más, porque no contamos con la información precisa, existe la preocupación del subregistro”, indicó Elfer Andrade Casamá, representante legal de la Asociación de Cabildos Indígenas del Chocó (Orewa).

Para la Entidad, resulta preocupante el subregistro en los reportes de fallecimiento de la población indígena, toda vez que cifras del Instituto Nacional de Salud (INS) indican que, por ejemplo, durante 2013 murieron siete menores de edad en esa zona por enfermedades diarreicas; por su parte, los líderes indígenas indican que la cifra superó los 40 niños fallecidos por problemas de salud.

‘‘Lo cierto es que la crisis humanitaria en Chocó se agrava, ya que las muertes de menores indígenas también han ocurrido en Bojayá, Tadó y Riosucio. De este último municipio, precisamente el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DDHH), la Defensoría del Pueblo y ACNUR denunciaron que desde julio de 2013 por lo menos 19 niñas y niños indígenas murieron por causa de enfermedades prevenibles’’, aseguró la Defensoría del Pueblo en un comunicado.

La Institución advirtió ante este panorama que hay una insuficiencia de recursos humanos y económicos destinados para la atención en salud de manera efectiva, tanto en los procedimientos de urgencia como en los regulares, especialmente las comunidades apartadas del departamento, en donde los funcionarios verificaron que una de las causas de la grave situación de salud obedece a la falta de acceso de la comunidad al servicio de agua potable y alcantarillado, algo que constituye un factor crítico para la proliferación de enfermedades.

Otro de los problemas encontrados por la comisión de la Defensoría del Pueblo en el Chocó es el incumplimiento recurrente de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) y la falta de vigilancia y control a nivel territorial.

Esta crisis de salud es similar a la que ocurre en departamentos como Amazonas, , Guainía, Guaviare, La Guajira y Vichada, que se traduce en un alto número de muertes de niñas y niños del país, ya sea por desnutrición, fiebre, parasitosis, u otras enfermedades que se habían podido prevenir.

Síguenos en Google Noticias