22 Jul 2017 - 2:08 a. m.

Prohibición minera ancestral provoca paro en Segovia y Remedios

Según el secretario general de la Confederación Nacional de Mineros de Colombia, Rubén Darío Gómez, el paro podría afectar el 95% de la economía de las regiones que dependen de esta actividad, y se estima que alrededor de 7.000 mineros habrían parado sus labores. Esperan una pronta respuesta del Gobierno.

Yorley Ruiz M.

Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

Los mineros de Segovia y Remedios entraron en paro indefinido este viernes con el fin de obtener una pronta respuesta por parte del Gobierno,  por irregularidades en los espacios de negociación para la legalización de la actividad minera -las Mesas de Soluciones- y por la negativa de la multinacional Gran Colombia Gold, de reconocer la existencia de minería ancestral en la zona. Según el secretario general de la Confederación Nacional de Mineros de Colombia, Rubén Darío Gómez, estarían en paro entre  6.000 y 7.000 mineros, a quienes se les sumarían los comerciantes y transportadores públicos que se estarían viendo afectados.

El secretario Gómez, expresó que son tres las razones por las cuales se da este paro en los dos municipios. La primera tiene que ver con la creación de unos decretos y resoluciones que están impidiendo la acción minera ancestral en las zonas. Dice que la problemática viene desde hace 15 días y que además imposibilita la comercialización del mineral. “La problemática de Segovia genera por la expedición de unos decretos y resoluciones por parte del Gobierno Nacional en materia de la comercialización de los minerales y eso ha generado que prácticamente, los mineros pequeños y medianos no puedan hoy comercializar el producto”, explicó Gómez.

Por su parte, el presidente de la Mesa Minera de Remedios y Segovia, Elióber Castañeda, expresó que la problemática es a raíz del  “decreto 1102 que ya está aprobado y tiene bloqueada toda la comercialización del oro donde nuestros mineros no pueden vender el oro porque el comprador de oro consigna sus remesas y cuando van a retirar sus dineros, el área bancaria se los retiene, bloque sus cuentas entonces estamos viendo que nuestros mineros no pueden vender su oro”.  

En este decreto expedido el 27 de junio del presente año, se explica, entre otras cosas,  que el titular de la mina debe acreditar la legalidad de la explotación minera, que  los mineros de subsistencia deben aparecer en el Registro Único de Comercializadores de Minerales (RUCOM) y que para ello, deben presentar Registro Único Tributario (RUT).

La segunda razón que presenta el secretario de la Confederación de Mineros está relacionada con la propuesta que  presentó Zandor Capital, filial de Gran Colombia Gold,  en la negociación con los mineros  para un acuerdo de legalización de su trabajo, y con la cual no estuvieron de acuerdo porque -según Gómez,  deja por fuera a los mineros ancestrales. Además, asegura, los mineros  presentaron una nueva propuesta a la compañía el pasado 22 de mayo, pero  aún no han recibido respuesta. “Está relacionado con la falta de respuesta por la compañía Zandor Capital sobre los pliegos de negociación que se venían adelantando, una vez que las propuestas de la compañía dejaban en serio peligro la estabilidad de las empresas mineras de la región que se podían formalizar, es decir, la propuesta hacía inviable las actividades mineras en los sucesivo”, agregó.

Y la última razón que ocasiona esta decisión por parte de los mineros es la presencia de Fuerza Pública en la zona, que según Gómez, ha buscado judicializar a los mineros ancestrales de la zona, impidiéndoles trabajar: “La amenaza permanente por parte del Gobierno departamental y nacional, de hacer intervenciones a través de la fuerza pública, donde ha habido presencia de fiscales, del CTI y de cuerpos de investigación tratando de judicializar a los mineros de esta zona. Esa amenaza está relacionada con impedir las unidades mineras y las compraventas, es decir, toda la cadena económica que representa para Segovia y Remedios casi que el 95% de la economía de la región”.

Por ello lo que le solicitan los mineros al Gobierno es que eche para atrás la medida que les prohíbe la comercialización del mineral: “Las decisiones que se tienen que tomar es echar a tras la medida que impide la comercialización del mineral, dejar que las cuentas bancarias de los comerciantes puedan seguir comprando  el material, es decir levantar esas medidas que la fiscalía hoy tiene, en tercer lugar solicitarle al Gobierno Departamental la continuidad en la mesa de soluciones, para que ellos puedan realizar las negociaciones con la Zandor Capital y por supuesto que envíe una propuesta seria y responsable que se ajuste y permita que actividad minera sea sostenible en el tiempo en materia económica”, explica Gómez.

Según él, no han recibido una respuesta clara por parte del Gobierno Nacional,  y aunque ayer hubo una reunión con la Secretaría de Gobierno,  el director de Fiscalías de Antioquia, el comandante de la Policía de Antioquia, integrantes de los cuerpos militares y algunos integrantes de la mesa minera de Segovia y Remedios, no se logró ningún acuerdo

Eliober Castañeda, dijo que aunque han tenido respaldo por parte del gobierno departamental, es necesaria la presencia del gobierno nacional en la mesa de negociación para que conozcan de primera mano la situación.  “Con la Gobernación de Antioquia tenemos una muy buena relación, antes agradecemos al señor Gobernador que fue quien notificó y dio un decreto reconociendo a los mineros de Segovia y Remedios como mineros ancestrales (…) Falta que en la mesa esté un representante del Gobierno Nacional, ese es uno de los llamados que estamos haciendo deben estar todos los entes para l formalización de nuestra gente”, expresó Castañeda.

 La otra semana se realizarán dos reuniones, la primera el lunes 24 de julio,  donde los integrantes de la mesa de mineros estarán ante la Comisión Quinta del Senado poniendo en conocimiento esta problemática; y la segunda  el 26 de julio donde los mineros, las autoridades departamentales y representantes de la compañía Gran Colombia Gold se sentarán a hablar sobre toda la problemática.

Las fiestas patronales de los mineros de la Virgen del Carmen, quedaron canceladas por decisión unánime de la población, según explicó Castañeda, quien además ratificó que la protesta es pacífica y que, aunque el paro afecta la economía de la zona, todos los comerciantes están unidos y han cerrado sus negocios. 

“Aquí los segovianos y los remédianos son muy unidos, en estos momentos todo el comercio está cerrado, están todos concentrados en un solo punto, hay varios fogones donde hacen los sancochos y las frijoladas. Las vías están descongestionadas, lo que pedimos es que el Gobierno respete nuestra manifestación a la cual tenemos derecho, que los Escuadrones Móviles Antidisturbios (Esmad) no vaya a venida provocar a la gente, nuestra gente no es violenta”.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.