27 May 2014 - 5:56 p. m.

Reanudan actividades en Oleoducto Caño Limón Coveñas

En lo corrido del año el oleoducto ha sido objeto de más de 19 ataques guerrilleros.

Redacción Nacional

 La parálisis que tenía en crisis al Oleoducto Caño Limón Coveñas en norte de Santander llegó a su fin después de que voceros de la compañía petrolera informaran que la infraestructura estaba nuevamente habilitada para reanudar sus actividades con normalidad, tras los daños sufridos por ataques de grupos guerrilleros.

El atentado dinamitero contra el oleoducto registrado el 25 de marzo en la vereda La China, del municipio de Toledo, en el Norte de Santander, no solo afectó fuertemente la infraestructura sino que su arreglo se vio torpedeado por la negativa de los aborígenes u’wa para permitir el ingreso de las autoridades y los técnicos petroleros a sus predios.

Cerca de 20 atentados terroristas contra el oleoducto Caño Limón Coveñas provocaron que se detuviera la producción petrolera, se incumpliera por parte de Ecopetrol exportaciones de 35.000 barriles de crudo diarios y se despidiera a por lo menos 500 contratistas de la actividad petrolera.

Para finales de abril, en entrevista con El Espectador, el ministro de Minas y Energía había alertado sobre la parálisis que ‘también terminó afectando el transporte de petróleo por el oleoducto Bicentenario. Estamos hablando de 72.000 barriles de crudo que se dejaron de mover a diario’.

Así mismo reiteró que la capacidad de almacenamiento del campo Caño Limón estaba copada y no podía superar los 800.000 barriles, asunto que prendió las alarmas para Ecopetrol.

Comparte: