6 Mar 2021 - 1:35 a. m.

Tutela con la que exgerente del Hospital Méndez Barreneche pretendía volver a su cargo es improcedente

El tribunal Superior del Distrito Judicial de Santa Marta confirmó en segunda instancia el fallo que declaró improcedente la acción de tutela de Jairo Enrique Romo, quien buscaba ser reintegrado a la gerencia del Hospital Julio Méndez Barreneche. La Superintendencia de Salud seguirá a cargo del centro médico.

El tribunal Superior del Distrito Judicial de Santa Marta (sala penal) confirmó en segunda instancia el fallo que declaró improcedente la acción de tutela de Jairo Enrique Romo, quien pretendía que se le reintegrara a la gerencia del Hospital Julio Méndez Barreneche.

La sala penal del Tribunal consideró que la tutela de Romo es improcedente porque él tiene otros mecanismos para ejercer su defensa.

En lo que tiene que ver con su retiro del hospital, el Tribunal hace mención a la Ley 510 de 1999 que faculta a las superintendencias a separar a los administradores y al revisor fiscal cuando haya una toma de posesión, lo que da lugar a la terminación del contrato de trabajo por justa causa.

Jairo Romo dijo en la impugnación que se le estaba causando un perjuicio irremediable, pero el Tribunal asegura que no se advierte que se haya causado tal daño que amerite el estudio de la tutela. Por ello, ratificó la decisión del juez.

La Superintendencia Nacional de Salud ordenó la toma de posesión inmediata del Hospital Julio Méndez Barreneche a través de la resolución 2304 del 11 de mayo de 2020, con la que también separó de sus funciones al gerente, Jairo Romo, y designó un agente especial interventor.

La toma se hizo tras documentarse 59 hallazgos jurídicos, administrativos, asistenciales y financieros, que ponían en riesgo la prestación de servicios para miles de usuarios en la costa Atlántica.

Romo, quien había sido nombrado gerente del hospital por el gobernador de Magdalena, Carlos Caicedo, el 1º de abril de 2020, presentó entonces un recurso de reposición contra la resolución y este fue resuelto desfavorablemente para sus pretensiones.

Luego, presentó una tutela ante el Juzgado 3 de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad del Circuito de Santa Marta, solicitando que se revocara la resolución que ordenó su separación del cargo y pidiendo que se le reintegrara al mismo.

El juez declaró improcedente la tutela, en fallo del 15 de enero de 2020, considerando que casos como estos deben ser resueltos por la jurisdicción contencioso administrativa y no a través de un recurso de amparo.

Romo impugnó esa decisión ante el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Santa Marta (sala penal), que ahora ratifica la decisión del juez de declarar improcedente la tutela.

Así las cosas, al frente del hospital continúa el agente Interventor designado por la Superintendencia Nacional de Salud, quien sigue adelantando el plan de recuperación de la institución para salvarla y entregarla saneada al departamento.

Comparte: