18 Mar 2018 - 10:40 p. m.

Una periodista en el Catatumbo ahora es objetivo militar del Eln y del Epl

En Tibú (Norte de Santander) se registró la denuncia. La periodista era directora de una emisora local y se negó a difundir la información de estos grupos.

* Redacción Nacional

El Epl, el Eln, las disidencias de las Farc y bandas criminales se disputan esta región fronteriza. / Archivo
El Epl, el Eln, las disidencias de las Farc y bandas criminales se disputan esta región fronteriza. / Archivo

Por negarse a poner su espacio radial al servicio de estas dos guerrillas, la exdirectora de una emisora local, cuya identidad es reservada, fue declarada objetivo militar. Así, en la región del Catatumbo se pone de manifiesto que no hay garantías para ejercer el periodismo.

Esta región actualmente se encuentra en disputa, pues desde que la guerrilla de las Farc dejó sus armas en Caño Indio (Tibú), otras guerrillas como el Ejército de Liberación Nacional (Eln) y el Ejército Popular de Liberación (Epl), así como bandas criminales, se disputan este territorio fronterizo.

Le puede interesar: Roban equipos y material de reportería de periodista de El Espectador y Colombia 2020

El Catatumbo es un sector estratégico, pues además de limitar con Venezuela, es rica en recursos naturales como el petróleo. Además, por ser una región históricamente olvidada por el Estado, terminó siendo un bastión cocalero ideal para la economía de las guerrillas.

La situación actual en los 11 municipios que componen esta región ha confinado a los habitantes, incluso a los niños, pues muchos colegios deben cerrarse por cuenta de los enfrentamientos entre grupos ilegales. De hecho, en la mañana del 1° de febrero la Institución Educativa Filo Gringo en el municipio de El Tarra quedó en medio de las balas. Más de 450 niños se quedaron sin recibir clases por dos semanas, pues el colegio tuvo que cerrar por cuenta del conflicto. Un atentado claro al Derecho Internacional Humanitario.

Le sugerimos leer: Ocho periodistas han sido amenazados por bandas criminales en el Bajo Cauca

Cabe recordar que desde que se rompió el cese al fuego con el Eln, esta región volvió a esas dinámicas violentas y las disputas del territorio en las que la población civil, especialmente la campesina, es la que sufre las consencuencias. Sin embargo, el fin de semana de las elecciones del Congreso volvieron a decretar cese al fuego unilateral. Ahora, un semana después de los comicios y con esta amenaza a la libertad de prensa, esta guerrilla se prepara para el quinto ciclo de diálogo con el Gobierno.

Síguenos en Google Noticias