Publicidad
23 Sep 2022 - 8:15 p. m.

Cerca de 600 indígenas se encuentran en estado de mendicidad en Medellín

La mayoría de las personas que ejercen la mendicidad son mujeres y menores de edad.
Según la personería, hay 245 menores de edad ejerciendo mendicidad en la capital de Antioquia.
Según la personería, hay 245 menores de edad ejerciendo mendicidad en la capital de Antioquia.
Foto: Personería de Medellín

582 indígenas pertenecientes a la etnia Emberá Katio del Alto Andágueda en Bagadó, Chocó, se encuentran en ejercicio de mendicidad en Medellín, según informó la Personería local, a través de su Grupo de Asuntos Étnicos, Migrantes y Refugiados.

Según el ente del ministerio Público, esta situación se evidencia, principalmente en cuatro comunas, en los sectores de Parque Berrío, Avenida Oriental con Caracas, La Playa con El Palo y El Palo entre La Playa y Maracaibo, Avenida El Poblado, desde el San Fernando Plaza hasta el Centro Comercial Premium Plaza, en la Transversal Intermedia y en la Avenida Regional a la altura de las estaciones Aguacatala y Poblado del Metro, en el Parque de Cristo Rey y la Avenida Guayabal con la Carrera 80, así como en el Parque de la América, Simón Bolívar y La Castellana.

(Lea: Accidente en la vía Medellín Bogotá dejó cuatro heridos y un muerto)

Asimismo, informaron que dentro de los indígenas que están en el ejercicio de mendicidad se encuentran 245 menores de edad. “Estos niños, niñas y adolescentes están a la intemperie de los problemas climáticos, presencia de contaminación ambiental en estos sectores de la ciudad”, sostuvo William Yeffer Vivas Lloreda, personero distrital de Medellín.

De acuerdo con lo que ha podido determinar la personería, estas personas se encuentran en esta situación para sustentar sus necesidades básicas. Cabe resaltar que, la mayoría de ellos habitan en los inquilinatos del sector de Niquitao y además ha sido víctima del conflicto armado.

Uno de los puntos que también resaltó la Personería, es la falencia en las acciones desarrolladas por el Instituto de Bienestar Familiar (ICBF), en el trabajo con los y las menores de edad tanto indígenas como migrantes de esta población.

(Lea: Los argumentos de Quintero para limitar la circulación de los carros a gasolina)

“Hay limitaciones en la comunicación por falta de traductores indígenas propios de la entidad; situación que, para estos grupos poblacionales, dificulta el entendimiento de la información sobre los procesos de restablecimiento de derechos de los menores. También, hay ausencia de sensibilizaciones, campañas y programas de impacto para mitigar la mendicidad” informaron desde la Personería.

La falta de información por parte del ICBF, en relación con la ubicación de los familiares de los menores de edad, es otro de los puntos que preocupa al ente del Ministerio Público, ya que según manifiestan esta situación genera la pérdida de comunicación de los padres con sus hijos. Además, dicen que el instituto no tiene hogares sustitutos indígenas lo que ocasiona pérdida de identidad cultural.

Síguenos en Google Noticias