Publicidad
18 Jul 2022 - 2:09 p. m.

El gobierno Duque habla de un plan pistola del Clan del Golfo en Antioquia

El grupo ilegal quiere dar muestras de fortaleza ante el gobierno entrante de Gustavo Petro.
Diego Molano, ministro de Defensa
Diego Molano, ministro de Defensa
Foto: Mauricio Alvarado

El asesinato de tres policías y un civil durante atentados aislados en Bello y Cañasgordas (Antioquia), durante el fin de semana, tienen en alerta máxima a las autoridades local, departamental y nacional.

(Lo invitamos a leer: Un muerto y 13 heridos por atentado en Patía, Cauca)

El Gobierno nacional, en voz del ministro de Defensa, Diego Molano, ha dicho que “en el caso de Antioquia es una reacción del Clan del Golfo, un plan pistola para afectar la integridad de la Policía”.

El 16 de julio, Molano anunció que se aumentó la recompensa por alias Richard, del Clan del Golfo, de $50 a $200 millones. “Este criminal sería el responsable del repudiable atentado contra nuestros policías en Cañasgordas. La Fuerza Pública está desplegada para garantizar la tranquilidad del departamento”, afirmó Molano.

En declaraciones a RCN Radio, Molano comentó en la mañana de este lunes que con su accionar violento el Clan del Golfo busca posesionarse para futuras negociaciones con el gobierno de Gustavo Petro.

(Lo invitamos a leer: Conozca sobre los pagos por libranza de cuotas de alimentos)

“Hay una confluencia de tres factores: algunos como alias Chiquito Malo y Gonzalito, por quienes ofrecemos una recompensa de hasta 5 mil millones de pesos, quieren quedarse con el mando criminal de los reductos del Clan del Golfo y eso genera ese tipo de presiones. Segundo, hay una campaña ofensiva en contra de esos reductos con el plan Cóndor y reaccionan por la presión de la fuerza pública. Y Tercero, tienen interés de posesionarse frente a futuras negociaciones”.

(Lo invitamos a leer: Alias “Roque”, líder de la disidencias en Tibú, murió en un operativo militar)

Como consecuencia del atentado del pasado sábado contra un puesto de control de la seccional de Tránsito y Transporte, en el sector conocido como Imántago, en la vía que comunica de Cañasgordas al Urabá antioqueño, la Alcaldía de Cañargordas decretó el toque de queda en ese municipio antioqueño los días 17 y 18 de julio, desde las cero horas hasta las 5 de la mañana de cada día.

El objetivo de la medida es garantizar la seguridad de los habitantes, la propiedad privada y los bienes públicos; según señala el decreto firmado por alcalde Aicardo Antonio Urrego Úsuga.

En el ataque, un uniformado y un civil murieron y otras cuatro personas quedaron heridas. Las medidas también contemplan la prohibición para la circulación de motocicletas de todo cilindraje con pasajero (parrillero) hombre o mujer, en la zona urbana de Cañasgordas, entre el 6 de julio y hasta el 31 de julio próximo en los horarios de 6:00 p.m. a 6:00 a.m.

Síguenos en Google Noticias