6 May 2008 - 7:01 a. m.

Más de 20 mil damnificados ha dejado el invierno en el último mes

De acuerdo con la directora de la oficina de de Prevención y Atención de Desastres, Luz Amanda Pulido, el país atraviesa por una de sus peores olas invernales de los últimos tiempos.

El Espectador

Según la funcionaria, en los últimos 35 días las lluvias han dejado 35 mil personas damnificadas y no menos de 27 muertos. Las principales causas de los decesos obedecen a los deslizamientos de rocas y al desbordamiento de los ríos. Pulido aseguró que al menos 60 municipios de 23 diferentes departamentos del país han padecido las consecuencias del fuerte invierno.


Cerca de dos mil familias quedaron damnificadas por las lluvias del fin de semana

Durante el puente festivo, por los menos dos mil familias resultaron damnificadas a causa de la ola invernal. El director del Socorro Nacional, Carlos Iván Márquez, confirmó que por lo menos ocho departamentos resultaron afectados y el Ideam mantiene activas las alertas en la mayor parte del país.

Las inundaciones se registraron especialmente en los departamentos de Chocó, Valle, el Eje Cafetero, Risaralda y Quindío.

También en Antioquia y en la región conocida como La Mojana, en el departamento de Sucre, los damnificados son centenares.

El Ideam mantuvo las alertas en varios sitios del país. En el río Cauca, se advirtió que el afluente aún mantiene altos los niveles en la parte baja, especialmente en el sector comprendido entre Caucasia (Antioquia) y Guaranda (Sucre).

Asímismo, el organismo alertó sobre los altos niveles del Río Magdalena, por lo cual extendiero la alerta entre Puerto Salgar y La Dorada. Es importante también que desde Puerto Berrío, en Antioquia, hasta Barrancabermeja, en Santander, se mantengan activos los sistemas de emergencia.

Se mantiene también la alerta debido a crecientes súbitas en los ríos Patía,Mira, Micay y Telembí, lo mismo que en cuencas de alta pendiente de la región Andina.

Los avisos del Ideam incluyen la zona de Tierralta, en Córdoba, por los altos niveles del río Sinú.

Y se mantienen los avisos por amezana de deslizamientos de tierra en el Piedemonte Llanero y Amazónico, así como en sectores de los departamentos de Antioquia, Caldas, Boyacá, Santander, Norte de Santander, Cauca, Nariño y Chocó.



En Antioquia

En Bello, las alarmas de las autoridades están prendidas debido a las dificultades por las cuales pasan varios habitantes de esta población, luego del fuerte aguacero que dejó afectadas varias viviendas de los barrios San Nicolás, Playa Rica, La Granja, El Tapón y El Hueco.

La repentina creciente de la quebrada La García no les dio ni tiempo a los habitantes de esta zona de sacar sus bienes, los cuales quedaron bajo las aguas y el lodo.

Las autoridades adelantan todas las actividades que ayuden a controlar cualquier emergencia ambiental y de salubridad que pueda ocasionar la crisis que dejó el invierno en Bello.

Igualmente, la administración local está haciendo todas las labores pertinentes para atender a la población damnificada. Se instalarán albergues temporales con el fin de que puedan permanecer los pobladores afectados.

Temas relacionados

AntioquiaInvierno
Comparte: