28 Nov 2010 - 7:59 p. m.

Ni control de bandas, ni crisis humanitaria: Alcaldía

Juan Felipe Palau, secretario de Gobierno de Medellín, explica su postura sobre por qué cayó la violencia en la ciudad.

El Espectador

La Personería y las ONG creen que la balanza del conflicto la inclinó ‘Sebastián’…

“En muchos casos los análisis no se basan en hechos objetivos, sino en percepciones, incluso en vivencias personales. Nosotros no damos crédito a pactos entre delincuentes. La invitación que hago es a que en esos espacios de deliberación ciudadana debatamos estos asuntos con cifras en la mano y no sólo  con denuncias, muchas de ellas infundadas que generan confusión”.

La Personería también dice que Medellín vive una crisis humanitaria.

“Ahí tenemos una seria divergencia con la Personería en las líneas interpretativas que manejan. Reconocemos que hay un problema de desplazamiento forzado, que hay otros comportamientos que violan los derechos humanos, pero que no alcanzan a configurar una crisis humanitaria. Aquí en Medellín los afectados por violación de derechos humanos cuentan con una ruta de atención. Una cosa es decir que tenemos un problema, otra es decir que tenemos una crisis humanitaria”.

¿Se puede afirmar hoy que en Medellín la balanza del conflicto armado se inclinó a favor de alias “Sebastián”?

“En mi concepto es erróneo sostener tal afirmación, como también lo es sostener que la reducción de homicidios que está experimentando hoy la ciudad se deba a pactos entre delincuentes o cosa similar. Nosotros descreemos de esos pactos, porque la historia reciente, por lo menos en los 12 meses que llevo en este cargo, me ha demostrado que no existen lealtades ni compromisos entre ellos y lo que hoy tenemos en Medellín es una confrontación entre redes criminales que buscan apoderarse de rentas ilegales y en algunos casos de las legales”.

Sin embargo, diversas organizaciones no gubernamentales, entre ellas la Personería de Medellín, afirman lo contrario y de hecho, señalan que la reducción de homicidios en la cuidad obedece a lo anterior…

“En muchos casos los análisis no se basan en hechos objetivos, sino más en percepciones, incluso en vivencias personales. Repito, nosotros no damos crédito a pactos entre delincuentes. La invitación que yo hago es a que en esos espacios de deliberación ciudadana nos encontremos y debatamos estos asuntos con tranquilidad, con cifras en la mano y no únicamente con percepciones y denuncias, muchas de ellas infundadas, que lo único que generan es confusión”. 

Pero aún con cifras en la mano, la propia Personería sostiene que Medellín vive una crisis humanitaria, por lo menos en flagelos como el desplazamiento forzado intraurbano

“Ahí tenemos una seria divergencia con la Personería de Medellín en las líneas interpretativas que ellos manejan. Reconocemos que hay un problema de desplazamiento forzado, reconocemos que hay otra serie de comportamientos que violan los derechos humanos, pero que no alcanzan a configurar una crisis humanitaria. Aquí en Medellín, las personas que son afectadas por cualquier tipo de violación de derechos humanos, inmediatamente son atendidas y cuentan con toda una ruta de atención. Una cosa es decir que tenemos un problema, que nos duele y que hemos priorizado. Otra cosa es decir que tenemos una crisis humanitaria”.   

¿Cuáles han sido las estrategias implementadas por la Alcaldía de Medellín para enfrentar la criminalidad? 

“La Alcaldía de Medellín ha diseñado varias líneas de trabajo en materia de sometimiento a la justicia, regreso a la legalidad y persecución de quienes definitivamente no quieren aceptar la oferta del Estado. No queremos enviar el mensaje erróneo de que el Estado no fue capaz de enfrentar el reto que le plantea la ilegalidad y por eso esta Alcaldía no contempla la posibilidad de pactos con delincuentes. Aquí lo que queremos decir es que se está haciendo un trabajo articulado entre todas las instituciones y la fuerza pública que ya comienza a arrojar resultados”.

¿Cuáles son esos resultados?

“En términos cuantitativos, sí se están reduciendo los homicidios. Si se compara el periodo entre el 1 de enero y el 25 de noviembre de 2009 con el mismo periodo del presente año se observan que son menos los homicidios. Y se observa que semana a semana, los índices se han ido reduciendo. En términos de comuna, se observan reducciones importantes en la comuna 6, en la comuna 1, en la comuna 4, en la comuna 3. Mejor dicho, en la zona nororiental y zona noroccidental tenemos un buen comportamiento. En la comuna 13 se han reducido los homicidios en los últimos tres meses, aunque seguimos con un indicador más alto que el año pasado”.

¿Se alcanzará entonces la meta de terminar el año con menos de 2.000 homicidios?

“Todo lo que estamos haciendo desde la prevención, la disuasión y el control es para que terminemos el año con menos de 2.000 homicidios en la ciudad”.

Y en los barrios, ¿podrán tener una navidad en paz, sin fronteras invisibles, sin enfrentamientos, sin cobro de vacunas?

“Estamos haciendo todo lo necesario para que se reduzcan al mínimo todos esos factores generadores de violencia en esta navidad”.


La estrategia contra el crimen

Según el secretario de Gobierno de la Alcaldía, Juan Felipe Palau, Medellín ha diseñado varias líneas de trabajo en materia de sometimiento a la justicia, regreso a la legalidad y persecución de quienes definitivamente no quieren aceptar la oferta del Estado. “No queremos enviar el mensaje erróneo de que el Estado no fue capaz de enfrentar el reto que le plantea la ilegalidad y por eso esta Alcaldía no contempla la posibilidad de pactos con delincuentes. Se está haciendo un trabajo articulado entre todas las instituciones y la fuerza pública, que ya comienza a arrojar resultados”, puntualizó.

Comparte: