Ecomun, uno de los primeros frutos de la paz

Con la participación de los excombatientes de las Farc en Agroexpo, esta organización, que reúne a 4.960 asociados, se da a conocer al país. Actualmente, tiene bajo su sombrilla 17 proyectos productivos ganaderos, agrícolas, artesanales, entre otros.

Ecomun se lanzó en Agroexpo y contó con la presencia de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), el Fondo Europeo para la Paz y el Consejo Nacional de Reincorporación (CNR).Gustavo Torrijos

Una de las grandes incógnitas durante el proceso de paz entre el Gobierno Nacional y la extinta guerrilla de las Farc era el futuro de los excombatientes. Por esa razón, la reincorporación estaba dentro de las prioridades de la agenda y, para garantizar su éxito, desde un comienzo se pidió la ayuda del Gobierno y la comunidad internacional. Todos invirtieron tiempo y esfuerzos para crear oportunidades para quienes en ese entonces empuñaban las armas. Después de dos años y medio de la firma del Acuerdo Final, en medio de una de las ferias económicas más importantes del país, Agroexpo, se presentó oficialmente uno de los principales logros pese a todas las dificultades: Economías Sociales del Común (Ecomun).

Ecomún es la organización que reúne a 135 cooperativas de exguerrilleros que se encuentran actualmente en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR). “Es una entidad de economía solidaria que debe jugar papel sombrilla para todos los proyectos que se nos ocurran. Su misión es la reincorporación económica y social de toda la familia fariana y las comunidades afectadas por el conflicto armado”, explica Germán Moreno, gerente de Ecomun.

Le podría interesar: Excombatientes de las Farc llegan a Agroexpo

Los 4.960 exguerrilleros que la integran trabajan a diario en el campo para empezar a competir en el mercado. Agricultura, ganadería, apicultura, artesanía son algunos de lo sectores escogidos por los excombatientes para adelantar sus 25 proyectos productivos. “Vamos a buena marcha. Ya 17 de ellos han sido desembolsados”, agrega Moreno.

Lanzar Ecomún en Agroexpo es, para el gerente, una muestra de que la paz está dando frutos: “Este es uno de los espacios económicos más importantes del continente. Para nosotros es una oportunidad de mostrar nuestros proyectos a la sociedad colombiana, pero también al mundo, y de contarles que, incluso con dificultades, el proceso de paz avanza y que hay un compromiso de nuestra parte. Los productos que hay aquí son hechos con manos que hace dos años y medio estaban empuñando armas”.

En esto coincide Francisco García, jefe de Cooperación y director del Fondo Europeo para la Paz, quien explica que Ecomun es el resultado del trabajo en los territorios, es una de las muestras palpables de las 300 páginas del Acuerdo Final: “Antes hablábamos de proyectos en papel. Ahora Ecomun es una realidad. En las ciudades más grandes del país no se conoce y esta es la oportunidad de mostrar la paz en los lugares más alejados. Esto no se trata de política ni de polarización, sino de 13.000 personas que dejaron las armas y que se están buscando la vida como tú o como yo, intentando hacer negocios con las uñas”.

Los proyectos productivos de Ecomun han tenido varias fuentes de financiación. Por un lado, el Fondo Europeo para la Paz ha ayudado a los cierres financieros y se ha preocupado por contribuir en el acompañamiento y la asesoría comercial. Por el otro, está la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), encargada de aportar los recursos a cada iniciativa estructurada y presentada ante el Gobierno, y el Consejo Nacional de Reincorporación (CNR). “Varias líneas ya han sido beneficiadas, entre ellas las de ganadería doble propósito, sacha inchi y el sector piscícola”, asegura Sheila Sanín, líder del equipo de generación de ingresos de la ARN.

Le podría interesar: Cultivando sacha inchi, los excombatientes de las Farc se quedan en Arauca

Sanín explica que, adicionalmente, hay recursos destinados para la asistencia técnica una vez que los emprendimientos despeguen. “Ahora tenemos dos fases de proyectos productivos. Los que ya arrancaron ahora se podrán beneficiar de esto. Pero continuamos con la labor y en estos momentos estamos estudiando 60 más”, dice la líder.

Para el partido Farc, es motivo de orgullo entrar a las grandes ligas del comercio de agricultura y ganadearía. Sin embargo, consideran importante, para continuar con estos proyectos, que se cumpla el primer punto del Acuerdo de Paz sobre la reforma rural integral. Sandra Ramírez, senadora por el partido Farc, manifiesta que el siguiente paso es garantizar la tierra para el trabajo de los excombatientes e incluso para los campesinos de las regiones donde residen.  

El trabajo de los excombatientes dice Ramírez, ha sido impecable hasta el momento. La senadora cuenta que los valores cooperativos están arraigados en ellos desde el conflicto armado: “Nuestra experiencia en la vida guerrillera, que era colectiva, nos dio para pensar que lo mejor era crear una economía solidaria que reuniera a todos los grupos. Nuestro interés no enriquecernos o que una sola persona se llene los bolsillos, sino el beneficio colectivo. Por eso producimos y vendemos juntos. Los beneficios son para todos”.

Aleida Muñoz, quien perteneció a las filas de las Farc, da fe de esas palabras. Para ella, no hay otra manera de lograr la reincorporación que el trabajo en equipo. Sin embargo, también cree necesaria la participación de los colombianos, a quienes invita a conocer a Ecomun y sus proyectos. Hasta ahora está contenta con su experiencia en Agroexpo, pues “han sido muy buenas las ventas y el público ha sido respetuoso y amable”. Muñoz espera que no sea el único espacio para ofrecer sus pulpas de fruta 100% orgánicas, pues esta es tan solo una muestra de lo que son capaces de hacer por la paz.

871131

2019-07-15T18:50:17-05:00

article

2019-07-15T19:27:53-05:00

ldulce_262224

colombia2020

Redacción Colombia 2020

País

Ecomun, uno de los primeros frutos de la paz

44

6118

6162