28 Oct 2020 - 6:32 p. m.

¿Cómo prevenir y tratar una quemadura en niños?

De presentarse este tipo de lesión, lo primero que se debe hacer es irrigar de manera profusa la zona afectada, con abundante agua a temperatura ambiente, para evitar que la quemadura se haga más profunda.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que al día 260 niños mueren por quemaduras. Por su parte, en Colombia, más de 1.100 niños fallecieron durante 10 años de observación, lo que representa el 22,1% de todas las muertes relacionadas con quemaduras.

“Desafortunadamente, en Colombia las quemaduras son más frecuentes en el hogar y por líquidos hirvientes. Eso hace que sea muy importante que los padres puedan revisar cuáles son esos peligros, estar alertas ante ellos e instaurar todas las medidas necesarias para que se puedan prevenir estos riesgos que los niños puedan tener en casa”, afirma Carolina Bonilla, intensivista pediatra de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

En el caso de las quemaduras en los niños es muy importante entender que todas son prevenibles, pues es posible tomar medidas que ayuden a evitar que un menor salga lastimado. Por su parte, Viviana Gómez, cirujana plástica, craneofacial, y la coordinadora del Servicio de Quemados de la Fundación Santa Fe de Bogotá, da estos consejos:

- Evitar que los niños estén en la cocina.

- Cuando se cocine, en lo posible, las ollas deben estar ubicadas en los fogones de atrás.

- Las asas y mangos de las ollas y sartenes también se deben ubicar hacia atrás para evitar que los niños puedan cogerlos.

- Evitar el uso de manteles o individuales que los niños pudieran halar, pues podrían caer sobre ellos el líquido hirviente.

- Al bañar los niños, la recomendación es que en la tina se vierta primero el agua fría y luego el agua caliente.

- No dejar a la vista fósforos ni encendedores.

- No dejar velas prendidas.

- Evitar que los cables eléctricos estén cerca de los niños y asegurarse que estos estén en buen estado.

- Tapar las tomas de corriente con protectores y así evitar que los menores puedan manipularlos.

- Si se usan calefactores, que estos estén por lo menos a un metro de camas o cortinas.

De presentarse una quemadura, lo primero que se debe hacer es irrigar de manera profusa la zona afectada, con abundante agua a temperatura ambiente, para evitar que la quemadura se haga más profunda. Luego cubrir la lesión con sábanas limpias o gasas y dirigirse de manera inmediata al servicio de urgencias. Recuerda que la consulta temprana es de vital importancia, por más pequeña que parezca la quemadura. Esto ayudará a dar un mejor tratamiento y por lo tanto una mejor evolución de la herida.

Además, no se deben usar cremas ni medicamentos que pigmenten la quemadura pues esto impedirá a los médicos ver adecuadamente la condición de la lesión. Además, es muy importante no aplicar alimentos como claras de huevo o café, sustancias como crema dental, ni aquellas que no estén recomendadas por los especialistas.

Es destacar que el tratamiento por afectación de este tipo en la piel va a depender de muchos factores, entre estos la gravedad de la lesión y la condición del paciente. Sin embargo, lo más importante es que este tratamiento sea integral y atendido por un equipo interdisciplinario para garantizar una pronta recuperación del niño y una rápida reincorporación a su rutina diaria.

A propósito, le contamos que por ser suscriptor Prémium, Súper Prémium y de la versión impresa de El Espectador, recibe el 15 % de descuento en el Chequeo Ejecutivo de la Fundación Santa Fe de Bogotá. Disfruta de nuestros beneficios haciendo parte del Círculo de Experiencias. Síguenos en redes y descubre todo lo que hemos preparado:

Comparte:
X