Colombia y Perú ya reportaron primeros casos

¿Está preparada la región para enfrentar el coronavirus?

La llegada de la enfermedad a los países de la región es una realidad. Aunque ninguno está totalmente listo, expertos afirman que Venezuela tiene un sistema de salud que no estará a la altura de la situación. Nicolás Maduro contradice el dictamen y asegura que está preparado.

Todo lo que ocurre en Venezuela suele tener varias versiones: la del gobierno de Nicolás Maduro, la de Juan Guaidó, la de los opositores moderados y los radicales, la de los chavistas no maduristas y, claro, la de los venezolanos. El tema sanitario, en tiempos de escasez de medicamentos, insumos y hasta médicos, no se escapa de eso.

La aparición del coronavirus (Covid-19), el terror que ha generado a nivel mundial, su presencia en siete países de la región (Colombia, Brasil, Argentina Chile, República Dominicana, Ecuador y Brasil) y la inminente llegada al país latinoamericano, plantea una pregunta urgente: ¿Están preparados los sistemas de salud regionales para controlar la enfermedad?

Según el Índice Global de Seguridad Sanitaria, que mide el poder de protección de los países frente a estas enfermedades, ningún país está totalmente preparado. Colombia, por ejemplo, saca un puntaje de 44,2 (sobre 100). El resto de países tiene cifras entre 59,7 (Brasil) y 35,8 (Bolivia), resultados relativamente bajos teniendo en cuenta que Estados Unidos obtiene 83,5.

Puede leer: Preguntas y respuestas sobre el coronavirus en Colombia

Lo que preocupa es que la puntuación más baja la sacan Venezuela, 23,0, y Guayana, 31,7.

La medida de disponibilidad de camas por cada 100.000 habitantes, en el continente, es variable. Según el World Bank Data, mientras que Argentina (5,2) y Cuba (5,0) están entre los primeros lugares, México (1,5), Paraguay (1,3), Bolivia (1,1), y Venezuela (0,8) están entre los últimos.

 

El panorama venezolano

El punto de partida en Venezuela es desalentador: desde 2017 no hay un boletín epidemiológico para saber la situación exacta frente a la llegada del virus. Se sabe que en este momento hay tres epidemias activas en el país, sarampión, difteria y malaria. “Esas las conocemos por información internacional. La única forma que tenemos de saber lo que está pasando, es que el Gobierno nos informe. Mientras no tengamos boletín epidemiológico, tenemos una debilidad extrema en relación a epidemias como esta”, aseguró recientemente el doctor Julio Castro en una entrevista.

La reacción del Gobierno concuerda con su conducta sistemática de parecer preparado para cualquier crisis, pero ha sido fuertemente criticada por diferentes expertos y organizaciones en el país. El pasado 27 de febrero, Maduro creó una comisión presidencial, con la vicepresidenta Delcy Rodríguez a la cabeza, para iniciar las labores preventivas contra la enfermedad.

“¡Alerta! que no sea el coronavirus un arma de guerra que se esté utilizando contra China y ahora contra los pueblos del mundo en general, Venezuela tiene voz propia para alertar estas cosas", advirtió el mandatario. Luego, agregó: “Por este período hay que dejar de darse tanto la mano porque el coronavirus se pasa por la mano (...). Eso de estar dándose besitos y andar en ‘besuqueaderas’ y abrazos toca dejarlo para después”.

Le puede interesar: ¿Qué está pasando con el coronavirus a nivel mundial?

Acto seguido, el Gobierno dijo que había identificado 45 hospitales centinela, cada uno con entradas independientes y zonas de aislamiento para atender eventuales casos de personas infectadas; además, se le envió un mensaje tranquilizador a la población: “Estamos en capacidad de atender la situación del coronavirus y estamos tomando medidas y acciones de prevención. Desde la semana pasada a la fecha, ampliamos e identificamos las personas que vienen de China y países donde está circulando el coronavirus”, afirmó el ministro del Poder Popular para la Salud, Carlos Alvarado.

La otra cara de la moneda, la de las voces ajenas al Gobierno, no es tan positiva. Diferentes expertos han advertido que las condiciones sanitarias del sistema de salud tiene deficiencias claves que pondrían en serios aprietos al país si el coronavirus se detectara. Castro, por ejemplo, aseguró a la agencia de noticias EFE que “es un tema grueso, porque implica entrenamiento de recursos humanos, insumos, medicamentos, información, sistema de vigilancia y notificación de casos. El ministro dijo que hay equipo técnico para el diagnóstico, pero esa no es toda la preparación".

Por su parte, Luis Farías, director de comunicaciones de la Cruz Roja de Venezuela, aseguró a El Espectador que “el sistema de salud está afectado, por eso nosotros lanzamos un llamamiento el año pasado y la ayuda sigue sin ser suficiente. El país necesita más, hay falta de medicamentos básicos y eso complicaría la llegada de esta enfermedad. Nosotros en las comunidades en las que trabajamos tenemos jornadas de prevención de transmisión de enfermedades, de higiene y de manejo de agua”.

Le puede interesar: Perú anuncia su primer caso de coronavirus

El exministro de Salud venezolano, José Felix Oletta, comparte la posición de la Cruz Roja y de Castro, y afirma que hasta la situación en el sector privado atraviesa un momento muy delicado. “La provisión de servicios está limitada. Se encuentran enormes dificultades para la reposición de instrumentos para diagnósticos o equipos para radiologías, los kits para procesamiento de muestras, eso representa un gasto muy importante para los pacientes. Hay las mismas distorsiones del sector que no permiten los acuerdos básicos de costos”, señaló el experto al medio La Gran Aldea.

De acuerdo con la ONG Médicos por la Salud, que desde 2014 hace informes sobre las condiciones de más de cien centros sanitarios de Venezuela, a finales de 2019 la escasez de medicamentos, las fallas de los servicios públicos y de equipos continuaba en los principales hospitales del país. En la más reciente Encuesta Nacional de Hospitales, entregada en septiembre de 2019, “el desabastecimiento era del 50 %”.

Alerta que el problema es más grave en las regiones, en donde la cifra llega al 90 %, especialmente en los estados de Amazonas, Cojedes, Trujillo, Mérida y Barinas. En Caracas, la escasez, dependiendo del sector el desabastecimiento oscila entre el 8 % y el 28 %. “Ninguno de los indicadores muestra hospitales en condiciones normales o, al menos, óptimas para atención básica que debe brindar un centro de salud”, concluyó la encuesta.

Puede leer: ¿Verdadero o falso? Lo que dicen del coronavirus en internet

A esa complicada ecuación entra una preocupante variable: la desnutrición. A finales del año pasado, la consultora en Seguridad Alimentaria y Gestión de Catástrofes, Susana Raffalli, advirtió que el 2019 cerraría con 4,6 millones de venezolanos padeciendo desnutrición, es decir, casi el 16 % de la población. Otras cifras, durante el mismo período, son igual de preocupantes: la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reveló que el 21 % de la población no come lo suficiente, y Rafalli también afirmó que la tasa mortalidad materna se eleva a un 60 %.

Karen, una ciudadana venezolana, afirmó al medio La Gran Aldea: “los precios para mi cesárea cambian todos los días y dependiendo a la zona a la que vaya. He recorrido clínicas en el oeste y superan los US$ 1.000. Hacia el centro ya empiezan a rondar los US $2.000”.

Sobre esto, Farías aseguró: “Se ha dicho que la enfermedad hace que sean más vulnerables personas que tengan condiciones preexistentes, niños, ancianos y obviamente personas que no tengan la nutrición adecuada. Ahora nos concentramos en rastrear rumores, porque hay muchos que son falsos; como medida, estamos a punto de sacar piezas para desmontar algunos mitos, dando información y de cómo lavarse las manos”.

Las autoridades están con las alarmas encendidas. Uno de los focos más importantes y sensibles, según señala la Cruz Roja venezolana, es la frontera entre con Colombia, la cual no se piensa cerrar hasta el momento. El pasado viernes las autoridades colombianas afirmaron que en los próximos días se instalarán tres puntos de lavado de manos en los puntos fronterizos en Norte de Santander y la instalación de una Sala de Análisis de Riesgo (SAR). Por su parte, los expertos afirman que la llegada del virus a Venezuela es inevitable, por lo que no queda de otra que intentar estar lo más preparado posible antes de que se detecte el primer caso.

 

908119

2020-03-07T21:00:00-05:00

article

2020-03-07T21:00:02-05:00

[email protected]

coronavirus

Nicolás Marín Navas

El Mundo

¿Está preparada la región para enfrentar el coronavirus?

59

10737

10796