Redacción Cromos / 28 Nov 2021 - 10:11 p. m.

¿Cada cuanto podemos bañar a nuestro perro? Tips para que el momento sea agradable

Quien tiene un perro sabe que la hora del baño en muchos casos no es tan fácil, los peluditos se ponen nerviosos, huyen y hasta hacen desastres por escapar de la ducha.
¿Cada cuanto podemos bañar a nuestro perro? Tips para que el momento sea agradable
GettyImages
¿Cada cuanto podemos bañar a nuestro perro? Tips para que el momento sea agradable
¿Cada cuanto podemos bañar a nuestro perro? Tips para que el momento sea agradable
Foto: GettyImages

Dennise Garzón López médica veterinaria y zootecnista del centro veterinario Zoopet y egresada de la UPTC (Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia) nos envía algunos tips que debemos tener en cuenta a la hora de bañar a nuestra mascota.

Puedes leer: ¿Por qué nuestros perros se comportan mal cuando los dejamos solos en casa?

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

1: Su primer baño:

En la mayoría de los casos se recomienda a los tres meses de edad cuando se ha completado el primer esquema de vacunación, con el fin de evitar enfermedades respiratorias por que se puede bajar la temperatura del cachorro y e algunos casos baja sus defensas.

Pero si debes bañarlo antes hazlo de día preferiblemente en la ducha o si es en el exterior que sea en un día soleado y rápidamente; luego debes secarlo con una toalla y con secador a 30 centímetros del cuerpo y graduarlo con temperatura media, no caliente.

Un perrito recién nacido no tiene grandes necesidades de limpieza en su cuerpo, después de un mes puedes hacerlo con pañitos húmedos para perros o simplemente humedeciendo una toalla con agua tibia y solo en las partes sucias.

Haz de su primer baño una experiencia tranquila, afirmativa y feliz, con mucho cariño y suavidad debes bañarlo y usar productos sin pesticidas o antipulgas y que tenga pH neutro para que tu peludito no se intoxique. Es un gran error usar champús o jabones antipulgas que, aunque en su etiqueta dicen que tienen toxicidad moderada, con el tiempo esto puede absorberlo el hígado del perro.

Puedes leer: Estos son los olores que más detestan los perros

Si presentan pulgas nunca le apliques talcos insecticidas lo que debes hacer es ir con el veterinario que podrá darte una solución en pipeta o pastilla adecuada para su tierna edad. Recuerda que ante todo está la buena salud y la vida del animalito. Mucho menos debes usar el champú o el jabón de uso humano esto puede dañar su piel y causarle problemas de alergias.

2: Frecuencia en un perro mayor de tres meses:

Después de que el perrito tenga su esquema de vacunación lo ideal es bañarlo una vez al mes o cada dos meses según la raza hoy en día existe la posibilidad de limpiarlo con pañitos húmedos, cuando regrese del parque o se ensucie y esto ayuda a tenerlo más tiempo limpio.

3: Preparar el ambiente adecuado:

Recuerda que si la primera experiencia de tu perro con el baño fue negativa el asumirá que de ahí en adelante va a ser así, entonces prepara el ambiente con anterioridad, que sea un lugar limpio, tibio y sin riesgo de accidente.

Antes de bañarlo alista sus implementos de aseo como: cepillos para los dientes, champú adecuado, una toalla limpia que sea de su uso exclusivo, puedes colocar varias toallas en el piso para que no se resbale especialmente saliendo de la ducha de un baño. Y no lo amarres bruscamente y obligues, eso hará que el perrito se asuste, se resbale o se torne agresivo y se haga daño a el y a ti.

Si lo bañas en la ducha: previamente debes haber calculado la temperatura de tibia a un poco caliente, con tu mano puedes hacer el tanteo adecuado y de ninguna manera entrarlo y abrir la ducha ya que puede salir o muy fría o demasiado caliente y esto lo lastimará.

Si lo bañas en un lavadero: Por ningún motivo uses agua fría a cualquier edad, esto lo enfermará, si vives en clima caliente el agua puede ser al clima, pero de tibia a ligeramente fría y solo con el ánimo de refrescar.

Los lavaderos son altos así que te recomendamos ubicarte todo el tiempo lo más cerca al peludito con el fin de protegerlo de un salto o eventual escape.

Si lo bañas en el piso: debes asegurarte de que no sea resbaladizo y que tenga un espacio limitado para que no salga corriendo, no uses manguera ya que la fuerza con la que sale el agua también lo puede lastimar o asustar por la potencia de salida del agua y la temperatura que también es muy fría y si usas un balde con agua tibia a caliente, ten cuidado de que no se vaya a regar y causar un accidente.

Puedes leer: 10 datos curiosos sobre los perros que seguramente desconocías

4: Cuidado de oídos y ojos:

Hay que tener mucho cuidado con los ojos y los oídos de tu animalito, evita pasar el champú por estas zonas ya que como a los humanos puede causar irritación, si le cae algún líquido o espuma, inmediatamente debes juagarlo con suavidad y evitar caer agua a los oídos, su acumulación o de agua puede causar infección y la limpieza debe hacerse con productos especializados y dirigidos por un veterinario.

5: En que momentos debemos evitar bañar al perro:

Cuando tenga alguna gripe, tos, enfermedad respiratoria o temperatura elevada o esté enfermo, esto bajará sus defensas y agravará su situación.

6: Después del baño:

Secarlo muy bien con una toalla o con secador a distancia adecuada para evitar quemaduras, cepillarlo para evitar que se formen motas y que no se puedan desenredar.

El perfume no es necesario si lo bañas bien, por ningún motivo uses uno de humano eso le puede causar alergias. Por último, puedes premiarlo con caricias y snacks.

En qué otros casos debes bañar el perro:

· Como refresco que se siente acalorado

· Si estuvo en una playa o contacto con barro

· Cuando tiene mal olor el cuerpo, pero ten en cuenta que el mal olor puede ser por una mala alimentación o higiene diaria.

· Si tu perro se restregó en alguna superficie contaminada o animal muerto y se mete en un caño, charco debes llevarlo inmediatamente al veterinario que el haga un baño medicado, si no es posible por que es de noche debes bañarlo con un champú que tenga clorhexidina preferiblemente o el que tengas a la mano.

Sin embargo, ese baño casero no es suficiente y si es indispensable a la brevedad llevarlo al veterinario ya que esas aguas estancadas pueden tener heces o bacterias que pueden comprometer gravemente la piel de tu perro, llagarlo y que sufra una infección tan fuerte que arriesgue su vida.

Recibe alertas desde Google News