Publicidad
Redacción Cromos / 14 Jul 2022 - 8:22 p. m.

El ayuno intermitente: una tendencia que no es para todo el mundo

El ayuno intermitente es una práctica que promete lograr milagros en el organismo. Un experto en el tema expone sus grandes beneficios, pero también advierte de los riesgos que se corren cuando no se hace de la manera adecuada.
Te contamos en qué consiste el ayuno intermitente y por qué siempre debes consultar a un especialista.
Foto: Getty Images

Aunque sentimos que el ayuno intermitente es una moda, según el doctor Carlos Jaramillo, gurú de la medicina funcional y gran conocedor del metabolismo humano, no lo es. “Culturas y religiones en el mundo han ayunado a lo largo de los años”, afirma. ¿Y en qué consiste? En pasar entre 12 horas y un mes sin comer.

Jaramillo es un convencido de esta práctica, pero advierte que los interesados en el método deben saber que cada organismo funciona de una manera diferente y que, según el caso, puede tener contraindicaciones.

Lee también: ¿Tomar agua en ayunas ayuda a bajar de peso? Estos son algunos beneficios

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

El especialista asegura que a cualquiera le puede servir, pero a veces es necesario hacer ajustes de acuerdo con condiciones de salud previas.

El ayuno intermitente: ¿Cómo funciona?

Muchos pacientes llegan al consultorio de Carlos Jaramillo y le cuentan que pasan hasta 12 horas sin comer. Lo dicen con orgullo, como si fuera un gran logro. Pero para este especialista no es algo extraordinario, al contrario, es un comportamiento necesario y debería ser normal.

“La idea es que la última comida del día sea a las 7:00 de la noche, y que nuevamente se le dé alimento al organismo hacia las 7:00 de la mañana. Idealmente, deberíamos saltarnos el desayuno, y llegar hasta la 1:00 de la tarde. Se completarían, al menos, 18 horas de ayuno. Esto partiendo del hecho que son tres comidas diarias, porque es falso que si no comemos cinco veces al día la comida se vuelve grasa, se ralentiza el metabolismo o se pierde masa muscular”, asegura Jaramillo en un video de su canal de YouTube.

El experto explica qué efectos tiene en el cuerpo dejar de comer por varias horas o días: “Cuando yo ayuno, empiezo a consumir el azúcar que tengo guardado en el hígado y en los músculos, que se llama glucógeno. Cuando consumo mi glucógeno, lo cual ocurre más o menos a las 36 horas de no haber comido nada, mi organismo arranca a consumir toda la grasa que tengo guardada, en un proceso que se llama gluconeogénesis. En el momento en que se acaba la grasa, hay mecanismos contrarreguladores que hacen que mi cuerpo produzca la hormona de crecimiento, que empieza a formar músculo”.

Te puede interesar leer: Agua de avena en ayunas: Para qué sirve y cómo se prepara

Un testimonio sobre el ayuno intermitente

Sandra Herrera práctica el ayuno intermitente, hace mes y medio. Ha conseguido bajar 9 kilos y quiere convertirlo en una práctica habitual. “Voy a cumplir 50 años y no quiero verme ni sentirme mal, así que decidí iniciar con el ayuno de 12 horas y los resultados son notorios”, afirma esta publicista, que reconoce que no es tarea fácil dejar de comer en un principio, pero que, finalmente, el cuerpo agradece el descanso. Hoy se siente más saludable y enérgica.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.