Redacción Cromos / 17 Jun 2021 - 6:06 p. m.

Conoce el sexo tántrico, qué es y cómo practicarlo con tu pareja

“Desde el punto de vista místico, el sexo tántrico es sexo sin sexo” asegura la sexóloga somática Zarahy Roman. Descubre más en este artículo.
Descubre qué es el sexo tántrico, cómo practicarlo y cuál es la diferencia con el sexo tradicional.
Getty Images
Conoce el sexo tántrico, qué es y cómo practicarlo con tu pareja

La sexualidad es uno de esos temas que genera dudas y vergüenza al mismo tiempo. Es por eso que conocer nuestro cuerpo y escuchar a nuestra pareja es fundamental para tener una vida sexual sana.

Te puede interesar: Relación tóxica: 6 señales de que estás en una y cómo terminarla

Para conocer sobre el sexo tántrico, consultamos a Zarahy Roman coach tántrica y sexóloga somática. En entrevista con la Revista Cromos, la especialista nos cuenta qué es el sexo tántrico, qué se necesita para practicarlo, cuál es la diferencia con el sexo tradicional y para qué hacerlo.

¿Qué es el sexo tántrico?

Zarahy Roman (ZR): “Para entender qué es, debemos primero comprender el tantra. De acuerdo con la especialista, el tantra es un camino místico de iluminación. Este término proviene de dos palabras en sánscrito, tanoti -que quiere decir expansión- y trayati -que significa liberación-. Tantra significa entonces expandir tus sentidos hasta el límite para alcanzar la revelación.

Puede haber sexo tántrico blanco que lo puedes practicar tú solo; el rosado que lo haces con otra persona; y el rojo que integra el conocimiento profundo de tu cuerpo y la energía sexual en el proceso de iluminación. Desde el punto de vista místico, el sexo tántrico es sexo sin sexo. El proceso que se hace a través del autoconocimiento y el proceso de iluminación es integrando el cuerpo como herramienta de evolución; elementos como respiración, la concentración.

El sexo tántrico es el que se hace sin expectativas, solamente con la conciencia de entrar en un estado de gozo con o sin penetración, solo o con otra persona. Su valor no está basado en volverse un mejor compañero sexual, aunque puede ser un efecto secundario, si no en utilizar la energía sexual para purificar el cuerpo energético, emocional, mental, psíquico, biológico para ser un canal de alta energía espiritual y alcanzar la iluminación y la plenitud suprema”.

Lee también: 7 señales con las que nuestro cuerpo nos pide una pausa

¿Qué se necesita para practicar el sexo tántrico?

ZR: “Debes primero entrenarte tú mismo, tú misma y aprender a ser consciente de ese movimiento energético. Entonces la autogestión del placer se vuelve clave para que tú puedas vivir estos momentos tan especiales con la energía orgásmica.

Lo otro es tener una muy buena comunicación contigo mismo y con la otra persona o conocimiento. También un espacio donde se puedan activar los sentidos: la vista, el olfato, el tacto, la música, las texturas. Tener ese espacio tántrico hace que tu pongas mucha más atención y conciencia en el presente.

No tener expectativas de llegar y tener tantos orgasmos o demorarnos poquito o demorarnos bastante. Es importante que esta actitud de presencia y gozo puedas disfrutarla en momentos cortos o también en momentos largos.

Este espacio nos permitirá ir avanzando poco a poco. Primero podemos hacer juegos de miradas, de caricias, masajes, preguntas, respuestas y así ir creando un ambiente contenido con una atención en lo que está sucediendo. Esto va a hacer que esa energía sexual se vaya expandiendo. Llegado el momento del orgasmo no va a haber una excitación solamente a nivel erótica o a nivel del cuerpo, sino que también es un momento místico. En el orgasmo no hay conciencia ni de tiempo, ni de separación, ni del ego, por esto, este orgasmo cósmico, es tan especial. Lo puede disfrutar uno por uno o los dos al mismo tiempo”.

Diferencias entre el sexo tradicional y el sexo tántrico

ZR: “La diferencia entre ambos tipos de sexo es que uno está basado en el desempeño, en la expectativa y creyendo que el placer está fuera de ti mismo o de ti misma. En el sexo tántrico hay una conciencia diferente; el estado de conciencia hace que toda esa bioquímica que tú activas a nivel interno esté mucho más tiempo en tu cuerpo. Entonces, este estado orgásmico, que es un estado físico, emocional, energético y místico, va a hacer una gran diferencia. Esos residuales van a quedar en tu cuerpo mucho más tiempo.

Te puede interesar: 3 posiciones sexuales que matan a los hombres en la intimidad

Se puede sentir mucha más expansión de placer, no porque tengas un orgasmo mucho más largo, sino porque estás en un estado de atención y de experimentación en el presente. No pensando en la expectativa o el desempeño, que a la larga, nos llevan a sentirnos frustrados”.

¿Para qué se debe practicar sexo tántrico?

ZR: “Desde mi experiencia, primero, para conocerte. Para cambiar una estructura respecto a miedo, pena y vergüenza sobre nuestra sexualidad y de nuestro cuerpo. Nos acostumbran desde pequeños a desconectarnos con nosotros mismos, a sentirnos mal por nuestros genitales, las sensaciones corporales, nuestros fluidos, lo que queremos o de lo que no queremos.

Entonces el para qué sería el poder rescatar el derecho que tenemos los seres humanos a sentir placer y a reconocer nuestra energía sexual como algo inherente a la humanidad. El poder conocernos, no solamente en cuestiones de placer, sino a nivel de nuestra biología.

También aprender a conectarnos desde el amor y desde la presencia, no estar pensando en las penas y en las vergüenzas sino entregarnos en el momento. Aprender a escucharnos, aprender a relacionarnos y a unir la energía sexual con el amor. Así tendremos una relación amable con nosotros y con los demás”.

Recibe alertas desde Google News