El secreto del agua de arroz para lucir un pelo largo y brillante
30 May 2021 - 3:09 p. m.

El secreto del agua de arroz para lucir un pelo largo y brillante

Un pelo largo y saludable es una de las características de muchas de las mujeres en Oriente. Lo consiguen debido al secreto milenario del agua de arroz. Te contamos qué beneficios trae y cómo prepararla.

Son varias las mujeres que prefieren llevar el pelo corto porque el tenerlo largo implica muchos cuidados y a veces ni siquiera se logra por más mascarillas a las que acudas y tratamientos de protección. Pero sí prefieres lucirlo largo y al mismo tiempo que sea vea brillante, valdría la pena seguir la receta del agua de arroz como las mujeres de Huangluo, una región al suroeste de China en la que todas la usan y tienen melenas de comercial de televisión.

En Huangluo las mujeres conservan la tradición de cortar su pelo una única vez en su vida: a los 18 años, porque significa su transformación de niñas a mujeres adultas y además, que están listas para casarse. Pero más allá de esta costumbre, sin distinción lucen un pelo largo y cuidado. Dicen que se debe al agua de arroz.

Te puede interesar: Estos son los mejores ejercicios para el abdomen

“Los aldeanos conservan el agua que usan para lavar el arroz glutinoso y luego se lavan el pelo con él” publicó el periódico británico Daily Mail. Lo que sucede es que los nutrientes del grano se fijan en el pelo y sí lo haces de manera habitual, lograrás que se mantenga hidratado y crezca más rápido.

Si quieres probar con este remedio casero, te damos el paso a paso. Su aplicación no tiene efectos secundarios pero si llegas a observar alguna reacción, suspende su uso. Lo recomendado es hacerla cada 15 días y sobre el pelo completamente limpio. Una vez le has quitado el exceso de líquido rocía el agua de arroz uniformemente y déjala actuar por 25 minutos. Luego sella las cutículas con un enjuague de agua fría.

PREPARACIÓN:

1. Toma una taza y media de arroz y lávalo con agua tibia para sacar los restos de suciedad.

2. Agrega el arroz en una olla con cinco tazas de agua.

3. Revuelve hasta que llegue al punto de ebullición a fuego medio.

4. Pásalo a fuego muy bajo y déjalo por 20 minutos más.

5. Apaga el fuego y pásalo por un colador.

6. Pon el agua en un recipiente y cuando esté a temperatura ambiente estará lista para usar.

También puedes leer: ¿Es posible salvar una relación tóxica o es mejor terminarla?

Comparte: