El té, salud en cada sorbo

Noticias destacadas de Estilo de vida

Tradicionalmente el té no era solamente un remedio contra el mareo. Era una manera para ayudar a los hombres para volver a sus orígenes.

El té es la bebida más antigua y la segunda más consumida en el mundo. Fue descubierta hace más de cinco mil años, pero fueron los chinos quienes lo adoptaron como una costumbre cotidiana. A Europa llegó hasta el siglo XVII y a América llegó en 1492.

Algunos de los más populares son el té negro, el rojo y el verde, éste último con unas propiedades especiales por ser el menos procesado de todos. Según estudios científicos, el té verde contiene compuestos antioxidantes y polifenoles que son muy beneficiosos para luchar contra determinados tipos de cáncer y reducir los efectos del envejecimiento, pues suprime los radicales libres de manera más efectiva que las vitaminas C o E.

Dentro de la medicina tradicional china, se usa para aliviar dolores de cabeza, eliminar toxinas y prolongar la juventud. El té verde también ayuda a prevenir enfermedades cardíacas y del hígado. Existen diferentes variedades de té verde, que cambian dependiendo de su lugar de origen y las condiciones climáticas en que fue cultivado.

Diferentes estudios sugieren que tomar tres tazas de té verde al día ayudan a contrarrestar la aparición de enfermedades degenerativas, también tiene una acción diurética, broncodilatadora y astringente. Reduce el colesterol, los triglicéridos y evita la formación de coágulos sanguíneos, causa principal del ataque cardíaco.Sin embargo, hay que tomarlo con precaución y siempre siguiendo las indicaciones del fabricante, pues cuando el extracto no es estandarizado, la concentración de principios activos puede cambiar.

¿Los tés verdes son iguales?

En Colombia hay muchos tipos de té verde que varían en precio.  La calidad se verá influenciada por la situación de la plantación y por la marca del producto. 

Tipos de té

Todas las variedades de té provienen de la misma planta, lo que cambia es el procedimiento de su elaboración:

Té blanco

De producción limitada, esté té se elabora con yemas nuevas, que se recogen antes de abrir. En materia de color, la infusión toma un aspecto plateado.

Té verde

Está conformado por hojas secas. Sus propiedades terapéuticas lo han convertido en uno de los favoritos de los consumidores. Se le considera un excelente rejuvenecedor.

Té negro

También se le conoce como té de fermentación completa. Puede fragmentarse para permitir hojas más gruesas, que, a su vez, pueden empacarse en pequeñas bolsas. Es altamente aromático.

Té Rojo

Su proceso de fermentación que puede llegar a durar de 2 a 60 años, en barricas de roble, adquiriendo su característico color rojo, aunque no llega a la fermentación completa del té negro. Esta bebida tiene múltiples propiedades curativas.

 

Preparación

Calentar agua a 90°C. Verter 2-4 g de té por cada 30 cl de agua. Dejar reposar unos 4-5 min aprox. Si se pasa de ese tiempo, el té puede soltar una amargura que no es agradable para el paladar. Si el clima alienta a una bebida más refrescante, realiza este proceso: déjalo enfriar a temperatura ambiente y mételo a la nevera. Lo puedes hacer con todos los tés y agregar unas gotas de limón y azúcar para aquellos que están acostumbrados a endulzar las bebidas.

 

 

Foto: iStock.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Bebidas