¡Mi hijo es sonámbulo!
29 Apr 2016 - 8:29 p. m.

¡Mi hijo es sonámbulo!

Se trata de uno de los trastornos de sueño más comunes. Entre el 3% y el 9% de la población de 5 a 16 años presenta esta alteración.

Redacción Mi Bebé

Cuando tu pequeño descansa, no solo experimenta una fase tranquila y activa, que le permite viajar entre sueños. También entra en una etapa que le ayuda a descansar y a relajarse. Aunque no todos los niños padecen de algún tipo de trastorno mientras duermen, algunos pueden presentar sonambulismo.

Según el neurólogo Leonardo Palacios, el sonambulismo se caracteriza porque el pequeño puede llevar a cabo desde actos sencillos, como sentarse en la cama y, luego, volver a acostarse para seguir durmiendo, hasta acciones que comprometen su seguridad, como deambular por la casa, abrir objetos, puertas o ventanas.

“Generalmente, lo hacen con los ojos cerrados, pero los pueden abrir a pesar de estar dormidos. Su cara no muestra ninguna emoción ni expresión. Si se los llama, no responden, puesto que están dormidos, salvo que se tome la decisión de despertarlos hablando en voz alta o moviéndolos”.

La causa exacta se desconoce, pero se ha encontrado que factores genéticos (es más frecuente si alguno de los padres fue o es sonámbulo), la ansiedad y el no dormir bien inciden en la aparición de este desorden del sueño, cuya frecuencia es levementa mayor en niños que en niñas.

Con sumo cuidado

1. Para evitar que el sonambulismo represente un peligro, elimina tapetes pequeños, mesas y muebles con bordes puntiagudos, y asegura puertas y ventanas.

2. Ayuda a regular los hábitos de sueño del pequeño, procurando que duerma todas las noches la cantidad de horas adecuadas según su edad. No le des medicamentos o bebidas que puedan alterar su descanso.

3. Evita que el niño tenga jornadas muy intensas, que pueden alterar su sueño y estimular la aparición de episodios de sonambulismo. No olvides que las situaciones de estrés o de ansiedad también precipitan esta condición.

4. Conserva la calma. Si tu hijo se encuentra en medio de un episodio de sonambulismo, no lo despiertes bruscamente: llévalo a su cama con suavidad. Así, lograrás que no se despierte confundido, desorientado ni nervioso.

¿El sonambulismo tiene tratamiento?

Si se presenta con mucha frecuencia, es necesario consultar con el médico. El sonambulismo no requiere un tratamiento específico con medicamentos. Suele pasar a medida que maduran las estructuras relacionadas con los ciclos del sueño.

Consejo mi bebé

Ayuda a tu hijo a lograr un sueño relajante y reparador. Antes de dormir, ponle música suave y reduce al máximo los ruidos bruscos en la casa.

 

Foto: Istock.

Temas relacionados

MujerRevista mi bebé
Comparte: