Publicidad
Redacción Cromos / 11 Apr 2022 - 9:12 p. m.

Mindfulness: ¿Por qué es terapéutico ordenar o limpiar tu casa?

Conoce el estudio que dice que limpiar tu hogar o reorganizar tu espacio personal es también una práctica de mindfulness.
¿Por qué es terapéutica una tarea básica como ordenar tu casa o lavar los platos?
Foto: Pexels
¿Por qué es terapéutica una tarea básica como ordenar tu casa o lavar los platos?
¿Por qué es terapéutica una tarea básica como ordenar tu casa o lavar los platos?
Foto: Pexels

Aunque algunas veces preferimos dejarlas para otro momento, o las postergamos cuando estamos muy cansados, no se puede negar que las pequeñas tareas como ordenar la casa, lavar los platos, colgar la ropa, etc., tienen un efecto terapéutico y meditativo.

Lee también: ¿Cómo conservar mejor el aguacate?

Algunas veces estamos bloqueados en nuestro trabajo, estamos insomnes o tenemos una tarea pendiente por hacer, y son los propios terapeutas los que nos recomiendan, en lugar de dar vueltas en la cama o postergar más nuestra tarea y caer en la procrastinación, centrar la mente en una tarea de la casa.

¿Qué es lo que tienen en común estas tareas para darnos ese alivio?

Ordenar tu habitación, doblar la ropa, colgar la ropa, regar las plantas o aspirar son tareas que nos quitan el estrés. Por varias razones también, hay cuentas de Youtube que se han popularizado en las que las personas solamente dejan la cámara abierta y grabando mientras hacen tareas de su día a día, y tienen millones de vistas.

Según el experto David Robson, quien es autor y escritor científico del libro “The Expectation Effect: How Your Mindset Can Transform Your Life” (el efecto expectativa: cómo tu mentalidad puede transformar tu vida), ocuparse en tareas pequeñas y repetitivas pueden aliviar tu estrés. Estas son las razones.

1. Son distracciones agradables:

Ocupan la mente de manera superficial, nos ayuda a dedicar menos tiempo a la preocupación.

2. Son una forma estructurada de meditación:

Porque nos obliga a estar presentes en el momento y a concentrarnos en una acción repetitiva, se puede considerar que es un ejercicio de mindfulness, una de las ramas de la meditación. Elimina el nerviosismo y ayuda a inspirar. En un estudio hecho por Adam Hanley y Alia Warner, se le pidió a los participantes que lavaran platos, y reportaron un estado de ánimo significativamente mejor. “Esto incluyó una reducción del nerviosismo e incluso una sensación de “inspiración”, como si la inmersión en la actividad simple les hubiera refrescado la mente”, affirma Robson.

3. Dan la percepción de control

A diferencia de otras actividades distractoras como ver redes sociales, o ver televisión, son actividades en las que, valga la redundancia, somos proactivos, y son útiles para nosotros. Por eso nos da la sensación de control tan necesaria para nuestra salud mental. Al revés, cuando sentimos que no tenemos control sobre nada en nuestras vidas, tendemos a estar muy ansiosos o nos cubre una sensación de impotencia que aumenta los niveles de cortisol y daña el sistema inmune.

Según Stacey Bedwell, psicóloga del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College de Londres, no importa tanto el control en sí de todos los problemas como poder solucionar algo, no tiene que ser todo. “Idealmente, nos ocuparíamos directamente de la situación perturbadora en sí. Pero la investigación indica que podemos obtener una percepción de control a partir de actividades que tienen poco efecto en la situación que nos está molestando.

4. “Habitación organizada, mente enfocada”

Según el experto, un entorno más ordenado es en sí mismo una manera de consolarse.

Según lo dice el psicólogo de la Universidad de Michigan Ethan Kross en su libro “Chatter: The Voice in Our Heads and How to Harness It”: “Estamos incrustados en nuestros espacios físicos, y las diferentes características de estos espacios activan fuerzas psicológicas dentro de nosotros, que afectan cómo pensamos y sentimos. Si vemos orden afuera, eso nos ayuda a sentirnos un poco menos caóticos por dentro. [Es] reconfortante porque hace que la vida sea más fácil de navegar y más predecible”.

5. Ordenar te ayuda a concentrarte

Demasiados estímulos visuales hacen que tu cerebro tenga que estar procesando continuamente información mientras busca concentrarse en una sola tarea. Elimina el desorden visual y verás cómo te queda de fácil terminar lo que procrastinas.

¡Ordena y limpia para sentirte bien, no por obligación!

Finalmente, te sientes tan bien, que tu cerebro asociará la limpieza y el orden con algo positivo, por lo que tendrás nuevos beneficios al hacerlo.

“Si eres reacio a las tareas domésticas y sólo recoges un trapo bajo presión, no disfrutarás de estos placeres”, afirma el experto. Pero te invitamos a que lo intentes cada día un poco y verás lo agradable que se siente. Tanto, que lo empezarás a hacer como forma de terapia.

Te puede interesar leer: Abrazar a un perro reduce el dolor, confirma estudio.

Síguenos en Google Noticias