Publicidad
Redacción Cromos / 4 Jan 2022 - 9:25 p. m.

¿Qué le pasa a nuestro cuerpo si dejamos de tener sexo?

Si te habías hecho esta pregunta, pero no sabes la respuesta no puedes dejar de leer este artículo. La verdad es que, según la ciencia, no tener sexo afecta de manera significativa nuestra salud.
Dolor en el sexo, relaciones sexuales
Foto: Getty Images
Un estudio aportado por la Universidad de Maryland, demostró que tener sexo hace aumentar el crecimiento de las neuronas en el hipocampo del cerebro, en donde se forman los recuerdos a largo plazo.
Un estudio aportado por la Universidad de Maryland, demostró que tener sexo hace aumentar el crecimiento de las neuronas en el hipocampo del cerebro, en donde se forman los recuerdos a largo plazo.

Seguramente has escuchado la frase de que “lo que no se usa, se atrofia” y exactamente es lo que sucede con algunos órganos del cuerpo y con la función sexual, si no tenemos relaciones íntimas. “Una de las cosas que hace que se conserve la lubricación vaginal, es el ejercicio de la sexualidad. Lo mismo que la disfunción eréctil. Será mucho menos proclive si mantenemos la sexualidad activa. Es como una especie de fig bag positivo. En cuanto más relaciones sexuales tenemos, más activamos nuestros genitales y esto hace que se liberen más hormonas”, expone Analía Urretavizcaya, psicóloga y sexóloga clínica.

Te puede interesar: Claves para recuperar el gusto perdido por el coronavirus

No solo se trata de los órganos sexuales en sí mismos, sino de otros, vitales para el adecuado funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, un estudio publicado en la revista médica Biological Psychology, descubrió que las personas que tenías relaciones de forma regular, poseían niveles más bajos de presión arterial. Otro, publicado por la Universidad Bloomington de Indiana, asegura que es más probable que se pueda padecer una enfermedad y/o infección si privamos a nuestro organismo de los beneficios que le da practicar sexo. Y uno más, aportado por la Universidad de Maryland, demostró que tener sexo hace aumentar el crecimiento de las neuronas en el hipocampo del cerebro, en donde se forman los recuerdos a largo plazo.

Los beneficios de una vida sexual activa, no solo se relacionan con nuestra salud física, sino mental. Para la especialista Urretavizcaya, “en el circuito cerebral el estrés compite con las relaciones sexuales, entonces cuando hay un poquito de ansiedad y un poquito de estrés, tener sexo puede ser la cura”. Con esta opinión coincide la neurocientífica Debra W. Soh quien explico en una entrevista que cuando teníamos un orgasmo eran las endorfinas liberadas las que provocaban que tuviéramos un mejor estado de ánimo.

La sexóloga también destaca la necesidad de acudir a otras actividades para sublevar la libido que proporciona una relación sexual: “Le llamamos sexualidad a aquello que tenga con ver con el contacto y el placer. Si no ocurre hay que averiguar los motivos, pero si la falta de sexo es por razones ajenas a nuestra voluntad, la realidad es que afecta nuestro bienestar y calidad de vida. Para poner a trabajar esos neurotransmisores en nuestro cerebro lo podemos hacer adquiriendo una mascota y mimándola, bailando en pareja o grupo, recurriendo a la lectura erótica o incluso viendo pornografía”.

También puedes leer: ¿Suegras pueden acabar con el matrimonio?

Síguenos en Google Noticias