La periodista, Edna Liliana Valencia, nos cuenta por qué el cabello crespo es tan poderoso como el resto.
La periodista, Edna Liliana Valencia, nos cuenta por qué el cabello crespo es tan poderoso como el resto.
Instagra
10 Jun 2021 - 7:09 p. m.

Uso de queratina: “el cabello afro y rizado son un símbolo de resistencia”

El debate comenzó porque ‘Epa Colombia’ está promocionando un producto para alisar el cabello de las niñas afrodescendientes. La periodista, Edna Liliana Valencia, nos cuenta por qué el cabello crespo es tan poderoso como el resto.

El uso de queratinas no es nuevo. Este producto se ha utilizado por años para alisar el cabello de aquellas mujeres con crespos, rizos y ondas. Las mujeres afrodescendientes son algunas de las que suelen utilizar con mayor frecuencia este tipo de procedimientos para conseguir un cabello lacio.

Te puede interesar: Vitamina C, ingrediente estrella de la rutina de belleza

Aunque el debate del uso de este tipo de elementos tampoco es novedoso, en redes la polémica ha crecido porque la influencer Daneidy Barrera, conocida como ‘Epa Colombia’, está promocionando el uso de su queratina en niñas y también mujeres y jóvenes afrodescendientes.

Una de las que reaccionó fue la periodista Mabel Lara. En su cuenta de Instagram Lara dijo: “la mayoría de las queratinas contienen alto contenido de formol que es perjudicial para la salud. Incluso, la Organización Mundial de la Salud lo incluyó dentro de las sustancias cancerígenas y en contacto con el calor para secado y/o en el proceso de planchado o sellado de la queratina puede generar irritación en los ojos, las vías respiratorias y hasta quemar la piel de nuestras niñas.”.

En entrevista con la Revista Cromos, Edna Liliana Valencia, periodista afrocolombiana, nos cuenta sobre por qué es importante lucir el cabello crespo, evitar el uso de ese tipo de productos y las consecuencias que se pueden experimentar al someter el cuero cabelludo a ese tipo de procedimientos.

¿Por qué es importante lucir el cabello crespo?

Edna Liliana Valencia (ELV): “Es importante porque la sociedad nos ha dicho desde siempre que no deberíamos hacerlo. La sociedad nos ha metido en la cabeza que únicamente el cabello liso, el cabello que corresponde a la belleza europea, es el que es aceptable, formal, profesional y elegante. Y que los cabellos afro, crespos y rizados son cabellos sucios, desordenados y que hay algo mal con ellos.

Lo que hemos perdido de vista ahí es que ese tipo de consideraciones van en contra de la autoestima de las mujeres y niñas afro, crespas y rizadas. Mientras las niñas de cabello liso pueden ir al colegio tranquilas, las niñas crespas se pasan la vida escondiendo su cabello, amarrándolo, alisándolo con químicos que son muy agresivos. Estos generan alopecia, son productos cancerígenos, productos que contienen soda caustica, formol; todo esto es lo que estamos aplicando en la cabeza de las niñas, desde muy temprana edad. Para que al final, cuando tienen 20 o 30 años, ya se están prácticamente quedando calvas. Pero sobre todo, a esa edad ya eso ha dejado unas cicatrices muy grandes sobre la autoestima.

Así que considerar que el cabello asociado a la belleza africana está mal, raya con el racismo porque es únicamente el cabello afro, crespo o rizado, el que viene de África el que está siendo estereotipado como negativo. Por eso es importante que hoy en día luchemos por llevar nuestro cabello afro, crespo y rizado. Aunque no deberíamos luchar, debería ser normal que cada quien pueda tener derecho a lucir el cabello que le sale de su cabeza naturalmente”.

¿Por qué se considera el uso del cabello crespo como un símbolo de resistencia?

ELV:Yo considero que el cabello es un símbolo de resistencia, sí, pero no debería serlo. Debería ser sencillamente cabello, debería ser un cabello tan válido como el liso o como el ondulado. Pero como nos han estereotipado negativamente y como nos han dicho que el cabello afro está mal, que el cabello crespo no es profesional, no es limpio, no es aceptable, por esa razón el hecho de llevarlo se convierte en un símbolo de resistencia.

Lee también: Qué es psoriasis, la enfermedad que padece Kim Kardashian

En un símbolo, por medio del cual le expresamos al mundo, que estamos orgullosas de ser lo que somos. Puede ser una mujer mestiza con su cabello rizado, una mujer negra con su cabello afro, pero que estamos orgullosas y entendemos que la belleza es diversa. Por eso pienso que, aunque no debería serlo, el cabello afro y el cabello rizado es un símbolo de resistencia. Espero que en la medida en que más mujeres nos atrevamos a llevarlo con orgullo esto deje de ser así y que en un futuro todas las niñas puedan tener su cabello afro, crespo, rizado, ondulado o liso sin que eso sea un problema o una lucha que les implique tener que reivindicarse desde tan temprana edad”.

¿La queratina puede ser vista como un producto que busca borrar la identidad afro?

ELV: Cualquier procedimiento que altere la estructura capilar por medio de químicos está afectando, primero que todo la salud capilar, la salud del cuero cabelludo y puede generar alopecia por tracción y la caída del cabello. Por ende, puede afectar la autoestima de las mujeres que se aplican ese tipo de procedimientos.

Además de los daños a la salud, estos químicos están atacando la identidad de las personas afro, crespas y rizadas. Muchas veces, las mujeres afro nos alisamos el cabello, no por una decisión que venga de la libertad, sino por una decisión que viene de la imposición de estereotipos sociales que vienen del racismo. Cualquier mujer que tome la decisión de alisarse el cabello, debería hacerlo basada en la libertad de vivir en su cuerpo. No en libertad de dejarse llevar por la presión social, del que para conseguir un empleo hay que tener el cabello liso. Eso no es libertad, eso es actuar por presión social de una sociedad finalmente racista”.

¿Cómo promover el uso del cabello al natural?

ELV: “Hoy en día, somos un colectivo de mujeres a nivel internacional, cada vez somos más las que estamos promoviendo la idea de que el cabello afro es formal, es profesional, es bonito, es bello. Lo estamos haciendo, primero que todo, por promover la conciencia de que la belleza es diversa; promoviendo la historia de África y de sus descendientes; la historia afrolatina y afrocolombiana. Esto porque también es un tema de desconocimiento de dónde venimos.

Te puede interesar: ¿A qué hora es mejor hacer ejercicio?

Además de eso estamos enseñándole a las mujeres, a las mamás, a las niñas, a las jóvenes cómo desenredarlo, cómo lavarlo, cómo definirlo. Estamos promoviendo también el emprendimiento de que muchas mujeres desarrollen productos para el cabello natural, justamente a base de productos naturales.

Así que si usted quiere aprender a manejar su cabello crespo o el de su hija busque la información. Hoy en día hay muchísima información, pero sobre todo, quítese de la cabeza que su cabello crespo es un problema”.

¿Qué consejos le das a las mujeres que están indecisas entre aplicarse o no ese producto?

ELV: “A las mujeres que están indecisas entre aplicarse o no un producto como la queratina, quiero decirles desde mi experiencia personal que ese es un proceso absolutamente agresivo y violento, tanto física como emocional y psicológicamente. Aunque usted cree que está persiguiendo la felicidad, la verdadera felicidad está en amarse en como es usted realmente.

Yo empecé a alisar mi cabello desde los 12 / 13 años y lo hice durante diez años. Al final de ese proceso, mi cabello estaba totalmente destruido, con horquilla, seco, quemado, tenía quemaduras de segundo grado en el cuero cabelludo y sobre todo espacios en mi cuero cabelludo con signos de alopecia. Me estaba empezando a quedar calva.

Lee también: Protector solar: las claves para la correcta aplicación en la piel

Recuperar mi cabello no fue fácil, me tomó años y todavía estoy en ese proceso. Fueron más de siete años en los que tuve, por un lado, dejar crecer mi cabello y cortar lo que estaba liso. Comenzar a conocerlo, porque yo no conocía mi cabello. Verlo por primera vez y entender cómo era. Al mismo tiempo sanar mi autoestima, fortalecerme en mi identidad; buscar a esa Edna Liliana que estaba perdida desde los 4 años que empezó a jugar con Barbies monas, ‘ojiazules’ que no se parecían a ella.

Encontrarme con esa niña que se sentía mal en el jardín y decirle ‘oye tú eres hermosa’. Empezar a trabajar con ella, hasta que pudimos encontrarnos hoy como personas ya fortalecidas, orgullosas de nuestro cabello afro.

El consejo es: no se alisen, no alisen a sus niñas. Si lo hacen, sean conscientes de que están afectando su economía, su salud, su identidad y su auto estima. Si usted quiere correr con ese riesgo, adelante, hace parte de la libertad, pero yo no se lo recomiendo”.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X