Comer

Receta para hacer pescado blanco con brócoli

Noticias destacadas de Gastronomía

Si se quiere, se puede acompañar con arroz blanco o un buen puré, aunque, para los ánimos saludables de comienzo de año, así solito queda perfecto. Sin mucho esfuerzo.

En estos tiempos de pandemia y cuarentena, estando en casa no queremos ensuciar y ensuciar ni lavar y lavar cada vez que cocinamos. Por eso, una buena idea son las preparaciones en las que se utiliza una sola olla o sartén, como en el caso de la receta que les presento esta semana: un pescado fresco (cherna, mero, corvina…), con brócoli, pocos ingredientes, una sola sartén y un resultado muy rico. Si se quiere, se puede acompañar con arroz blanco o un buen puré, aunque, para los ánimos saludables de comienzo de año, así solito queda perfecto. Tengo que decir que soy amante de las ollas de hierro, como las de la marca Victoria, porque este material es el mejor conductor del calor, y ningún acero inoxidable, por aditamentos y tecnologías que tenga, se iguala en el efecto. Mi padre decía sabiamente que desde que apareció el teflón la comida sabe diferente. Por eso, recomiendo tener unos buenos elementos de hierro, al menos una sartén grande y un caldero.

hsasson28@hotmail.com / www.harrysasson.com

INGREDIENTES

(Para cuatro personas)

4 filetes de pescado blanco de 250 gramos cada uno en corte grueso

Sal y pimienta negra

Sal de ajo

1/2 taza de aceite de oliva

4 tazas de florecitas de brócoli limpias y peladas

3 cucharadas de salsa de soya

1/2 vaso de vino blanco

2 cucharadas de mantequilla

Jugo de 1/2 limón

PREPARACIÓN

Sazone el pescado con sal, pimienta negra y sal de ajo, y dórelo en una sartén a fuego muy alto con la mitad del aceite de oliva, hasta formar una buena costra y que quede jugoso por dentro. Retire. En la misma sartén agregue la mitad restante de aceite de oliva y sofría el brócoli crudo hasta que empiece a dormirse. Ponga encima el pescado y agregue la salsa de soya y el vino blanco. Cocine durante cuatro minutos más y termine con el limón y la mantequilla, y rectifique la sal.

Comparte en redes: