Publicidad
Redacción Cromos / 10 Jun 2022 - 1:00 p. m.

7 alimentos que debes evitar durante el embarazo

Cuando quedas embarazada tu cuerpo pasa por muchos cambios y es necesario que empieces a cuidar tu alimentación. Estos son los 7 alimentos que debes evitar.
Cuando quedas embarazada tu cuerpo pasa por muchos cambios y es necesario que empieces a cuidar tu alimentación. Estos son los 7 alimentos que debes evitar.
Foto: Pexels
Dentro de tantos cambios que llegan con el embarazo, hasta tu alimentación dejará de ser la misma.
Dentro de tantos cambios que llegan con el embarazo, hasta tu alimentación dejará de ser la misma.
Foto: Pexels

Dentro de los muchos cambios que experimentarás al quedar embarazada, uno de los aspectos que tendrás que trabajar es tu alimentación, ya que debes tener una dieta balanceada que te ayude a brindarle a tu bebé todo lo que necesitará.

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí.

Lee también: ¡Prepárate! Esto debes empacar en la pañalera para el parto

Además, así como hay elementos que deberías añadir, como más frutas y verduras que equilibren tu alimentación, hay otros alimentos que debes evitar mientras estés embarazada. Te contamos cuáles son 7 de esas comidas que tendrás que dejar de lado.

Alimentos que no puedes comer cuando estás embarazada

1. Pescado con elevada cantidad de mercurio

Los doctores afirman que los pescados y mariscos pueden ser una excelente fuente de proteínas y omega-3 que favorecen el desarrollo del cerebro y de los ojos del bebé. Sin embargo, algunos pescados contienen altos niveles de mercurio, muy peligrosos ya que podrían dañar el sistema nervioso de tu bebé.

Debes tener presente que entre más grande y viejo sea el pescado, es probable que contenga más mercurio. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) recomienda que durante el embarazo no comas:

  • Atún patudo
  • Caballa gigante
  • Marlín
  • Reloj anaranjado
  • Pez espada
  • Tiburón
  • Blanquillo

Recomendado: Lactancia materna: 5 beneficios para el bebé de recibir leche materna

Las autoridades sanitarias internacionales recomiendan comer de 8 a 12 onzas (entre 224 y 336 gramos), que equivalen a 2 o 3 porciones, de marisco a la semana durante el embarazo. Puedes optar por:

  • Anchoas
  • Bagre
  • Bacalao
  • Arenque
  • Atún enlatado bajo en calorías
  • Ostras
  • Salmón
  • Sardinas
  • Camarones
  • Tilapia
  • Trucha

¡Importante! En cualquiera de los tipos arriba mencionados, debes evitar los mariscos crudos, semicrudos o contaminados. Algunos ejemplos de alimentos crudos o poco cocidos son el sushi, el sashimi, el ceviche y las ostras, vieiras o almejas crudas, por lo tanto, las debes evitar a toda costa.

2. Carne mal cocida, aves y huevos

En el embarazo, tienes un mayor riesgo de intoxicación alimentaria por lo que tu reacción podría ser más grave ante bacterias, a comparación de la respuesta de tu organismo si no estuvieras embarazada.

Por esto, asegúrate de cocinar bien todas las carnes y aves de corral antes de comer. Cocina los perritos calientes y las carnes hasta que estén calientes o, si no, mejor evítalos.

Te puede interesar leer: Papás primerizos: las 10 preguntas más frecuentes y sus respuestas

Cocina los huevos hasta que las yemas y las claras estén bien duras. Los huevos crudos pueden estar contaminados con bacterias dañinas.

3. Alimentos no pasteurizados

Algunos productos lácteos bajos en grasa, como la leche descremada, el queso mozzarella y el requesón son saludables para tu dieta., pero debes ser cuidadosa. Cualquier cosa que contenga leche no pasteurizada está prohibida.

Evita los quesos blandos, como el feta y el queso azul, a menos que estén claramente etiquetados como pasteurizados o hechos con leche pasteurizada. Evita la leche cruda y productos artesanales no pasteurizados ya que podrían contener bacterias dañinas para tu bebé.

4. Frutas y verduras sin lavar

Aunque esta es una recomendación que aplica para todas las personas, es especialmente importante que, para matar cualquier bacteria dañina, laves muy bien todas las frutas y verduras crudas.

Es muy común tomar las frutas directamente de tu nevera o frutero y comerlas, pero su cáscara puede tener gérmenes que podrían ser aparentemente inofensivos pero que en el cuerpo de las mujeres embarazadas son más agresivos.

Lee también: 15 cosas que vas a necesitar para la llegada de tu bebé

5. Exceso de cafeína

Aunque aún no se tiene claro exactamente el efecto que puede tener la cafeína en el bebé, se ha demostrado que sí logra traspasar la placenta. Por esto, la mayoría de los médicos recomiendan limitar la cantidad de cafeína que tomas durante el embarazo a menos de 200 miligramos (mg) al día o de plano evitar su consumo.

Para que calcules el máximo, una taza de café de 8 onzas (240 ml) contiene unos 95 mg de cafeína, una taza de té unos 47 mg y una bebida gaseosa con cafeína de 12 onzas (360 ml) contiene unos 33 mg.

6. Té a base de hierbas

Existen muchas bebidas caseras, como los tés de las abuelas, que se preparan para los nervios o para diferentes dolencias, buscando no darle al cuerpo nada nocivo. Sin embargo, hay algunas hierbas que deberías evitar por sus componentes.

Por lo tanto, evita beber té de hierbas a menos que tu doctor te lo autorice, incluso los tés de hierbas comercializados bajo el nombre de “Té para el embarazo”, ya que puede ser parte de su estrategia comercial, sin haber estudiado sus efectos.

Recomendado: ¿Cómo elegir el nombre de tu bebé? Sigue estos 5 consejos

7. Alcohol

Aunque no es propiamente un alimento, uno de los productos que debes erradicar por completo desde el inicio de tu embarazo es el alcohol. Sin importar su concentración, las bebidas alcohólicas representan una fuerte amenaza para tu bebé.

Beber alcohol durante el embarazo aumenta el riesgo de aborto espontáneo y muerte fetal intrauterino. También puede provocar el síndrome alcohólico fetal, que causa deformidades faciales y discapacidad intelectual.

Síguenos en Google Noticias