Descubre qué es el ácido fólico, por qué es importante para el desarrollo de los bebés y los alimentos que contienen esta vitamina.
Descubre qué es el ácido fólico, por qué es importante para el desarrollo de los bebés y los alimentos que contienen esta vitamina.
Pixaba
30 Aug 2021 - 3:56 p. m.

Ácido fólico: para qué sirve y por qué se debe consumir en el embarazo

Una experta en nutrición nos explica la importancia de esta vitamina en la vida diaria y el desarrollo de los bebés.

Cuando una mujer queda en embarazo, muchos le recomiendan consumir ácido fólico. Sin embargo, no queda claro qué es este componente o por qué es tan importante durante la gestación. Así que, para saber más y entender su importancia, consultamos a una especialista.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los 10 alimentos que estimulan el adecuado crecimiento de los bebés?

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

En entrevista con la Revista Cromos, Nelly Peñaranda Juyo, Nutricionista Dietista y Magister en Fisiología de la Universidad Nacional de Colombia, nos explica qué es el ácido fólico, para qué sirve, quiénes además de las embarazadas deben consumirlo y los alimentos que contienen esta vitamina.

¿Qué es ácido fólico?

Nelly Peñaranda Juyo (NPJ): “Al hablar de ácido fólico, folato o vitamina B9 nos referimos a moléculas importantes para varios procesos fisiológicos en el organismo humano, destacadas especialmente por su labor en la multiplicación celular. El ácido fólico es una vitamina perteneciente al complejo B, del cual también hacen parte las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B7 y B12″.

¿Por qué se debe consumir durante el embarazo?

NPJ: “Cuando una mujer se encuentra en estado de embarazo, para que se produzca el crecimiento del bebé, se requiere de la síntesis de nuevo tejido, lo cual aumenta la demanda de ácido fólico debido al papel crítico que desempeña en la replicación celular y en la síntesis de ADN para dar origen al nuevo tejido.

La deficiencia de esta vitamina dificulta el desarrollo del cerebro y de la medula espinal del feto lo que puede originar como consecuencia defectos en su desarrollo o el inadecuado cierre de la medula espinal, que en casos graves puede quedar expuesta formando una protuberancia en la espalda del bebé, conocida como espina bífida”.

¿En qué alimentos se encuentra?

NPJ: “Los alimentos ricos en folato incluyen vísceras como el hígado de pollo y el hígado de res, leguminosas tales como la arveja verde, frijol blanco, frijol rojo, garbanzos, lentejas y habas; verduras especialmente brócoli, espinaca y lechuga.

Adicionalmente, también existen otros alimentos que naturalmente no poseen altos niveles de folato pero que al estar enriquecidos o fortificados con esta vitamina se pueden considerar como buenas fuentes de esta. Estos alimentos son arroz, avena, pasta y harina de trigo, para lo cual se puede revisar el empaque con el fin de ver si se encuentran fortificados con este y otros nutrientes”.

Las personas que no se encuentren en estado de gestación ¿también lo deben consumir?

NPJ:El ácido fólico es una vitamina indispensable, aunque la persona no se encuentre en gestación, la falta de este nutriente cuando su carencia es grave produce síntomas como fatiga, irritabilidad o confusión, anemia, lengua lisa y sensible. Por otra parte, niveles adecuados de este nutriente se han relacionado a una mejor salud cardiovascular. Por ello, definitivamente debe ser consumido incluso sin estar en periodo de gestación”.

Lee también: Importancia de la lactancia materna: beneficios, dietas y sus cifras en Colombia

¿Cuál es la porción recomendada de ácido fólico?

NPJ: El requerimiento de esta vitamina para los adultos es de 400 microgramos al día necesarios para la replicación celular que permite la reparación y mantenimiento de los tejidos corporales. Sin embargo, esta cantidad es insuficiente al estar embarazada pues se requiere de una cantidad extra para la formación adecuada del bebé. Por tanto, el requerimiento se eleva a 600 microgramos al día durante el embarazo y después durante la lactancia el requerimiento es de 500 microgramos al día.

Para cubrir las necesidades de este nutriente no basta con ingerir un solo alimento fuente, sino que deben consumirse varios alimentos con cantidades significativas de este nutriente durante el día. Para esto se recomienda la ingesta de una cantidad abundante de verduras, de preferencia que cubran entre un cuarto a medio plato, dos veces al día, el consumo de leguminosas hace parte de una alimentación saludable y puede realizarse según sea la costumbre, una a dos veces por semana, hasta una vez cada 15 días.

La cantidad varia de persona a persona, sin embargo, puede ser similar a 5 cucharadas soperas por porción. En el caso de las vísceras, pueden consumirse en porciones medianas una o más veces a la semana para obtener una cantidad significativa de folato a través de ellas.

Durante el embarazo debido al mayor requerimiento de este nutriente y a los riesgos que supone su déficit se aconseja a parte del consumo de alimentos fuente, la suplementación con ácido fólico. Adicionalmente, mujeres que estén pensando en quedar en gestación pueden iniciar la suplementación con ácido fólico algunos meses antes de iniciar el embarazo”.

Comparte: