Redacción Cromos / 11 Jul 2022 - 6:17 p. m.

6 frases tóxicas que no deberías decirle nunca a tu hijo

Por desconocimiento y diferencias en la manera en que fuimos criados, es posible caer en errores con nuestros hijos. Estas son algunas frases tóxicas que debes evitar.
Por desconocimiento y diferencias en la manera en que fuimos criados, es posible caer en errores con nuestros hijos. Estas son algunas frases tóxicas que debes evitar.
Foto: Getty Images

Durante los últimos años se ha ido creando una consciencia más clara sobre la incidencia que pueden tener las palabras y expresiones en la crianza de un niño, llegando a tocar fuertemente su bienestar emocional.

Hace algún tiempo, las expresiones que nombraremos parecían normales, sin embargo, se ha ido identificando que pueden ser frases tóxicas que tienen una fuerza importante en nuestros hijos, afectando su autoestima, sus relaciones familiares y sus emociones.

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí.

Lee también: 5 consejos útiles que toda madre primeriza debe saber

La crianza respetuosa le apunta a tener un crecimiento basado en el respeto y la no tolerancia de la violencia, lo que incluye los gritos, los insultos y las frases que tienen un efecto negativo en los niños.

A pesar de que estas prácticas de crianza saludable se han ido extendiendo y son cada vez más comunes, siguen existiendo muchos errores de educación que cometemos como papás por puro desconocimiento. La ventaja es que son errores que podemos ir mejorando día a día.

Como sociedad existen muchas frases tóxicas que se han ido perpetuando y en ocasiones repetimos de manera inconsciente, pero que deberíamos desterrar por completo de nuestro vocabulario a la hora de hablar con nuestros hijos.

Estas son algunas de las frases tóxicas que se escuchan aún en la sociedad y debes evitar por completo para llevar una crianza más respetuosa con tu hijo.

¡Eres tonto!

Nunca uses un insulto para dirigirte a tus hijos, tampoco menosprecies sus sentimientos o lo culpabilices sus errores. Mientras tu hijo está en proceso de aprender de la vida, si recibe una respuesta agresiva de tu parte, herirás tu autoestima.

Te puede interesar leer: Ansiedad por separación: así puedes ayudar a tu hijo

Además de que puedes afectar su amor propio, impedirás que pueda ser abierto para expresar sus emociones y sentimientos, potenciando en ellos la ira y la rabia.

Deberías aprender de tu hermano

Las comparaciones entre hermanos (o cualquier otro familiar o amigo) nunca han sido buenas. Cuando comparas a tu hijo con alguien más estás enviándole un mensaje equivocado: que deben aspirar a ser como los demás, sin tener su propia personalidad, y que está mal ser ellos mismos.

Además, puedes crear resentimientos entre tu hijo y sus hermanos o personas que usas de ejemplo, ya que en ellos descargarán su frustración.

Si no haces caso, me voy a ir de la casa para que te quedes solo

Es posible que usando amenazas tengas una respuesta de parte de tu hijo a corto plazo, dejando de hacer lo que te está generando molestia, pero no es más que un ‘espejismo’.

Recomendado: ¿Cómo explicarle a tu hijo que tendrá un hermanito?

Los niños sí se detienen de la conducta que causa el regaño, pero no deja de hacerlo porque haya aprendido que no está bien, sino como respuesta al miedo a que pase lo que le has dicho, por lo que a la larga no habrá ninguna lección.

Lo mismo sucede en casos como amenazar con que llegue “El coco” si no se duermen pronto, ya que con esto solo tendrán temor de dormir solos, causando estragos en sus emociones.

Eres un caso perdido o contigo no hay solución

Usar este tipo de frases tiene un efecto contrario a lo que podrías esperar. En niños pequeños, este tipo de etiquetas no crearán una reflexión, sino que condicionarán su comportamiento.

Por ejemplo, si le llamas ‘desastre’ se comportará pensando que es un desastre y que no es capaz de hacer lo que le indiquen. Y sucedería lo mismo en el caso contrario, de ponerle “etiquetas positivas”, como llamarlo buen niño, ya que sentirá siempre la presión de comportarse como tal, sin ser él mismo.

Lee también: 10 frases para ayudar a fortalecer la autoestima de tus hijos

Read more!

Dale un beso a tu abuela (o a cualquier familiar u otra persona cercana)

Así como nosotros como adultos elegimos la manera en que deseamos relacionarnos con las demás personas, los niños también deben tener la autonomía de escoger cómo quieren llevar sus relaciones con las demás personas.

Mientras la base sea el respeto, si tu hijo se niega a dar un beso a alguien, no lo obligues, escucha y valida sus sentimientos. Es posible que tu niño no se sienta cómodo con ciertas interacciones y tú puedes aportar a cuidarlo.

Eso es de niñas o de niños

Ya quedó atrás la idea de que el azul es exclusivo para los niños y el rosa es exclusivo para las niñas. Usar frases como esta solo alimentarán que se sostengan ideas de género que pueden ser muy dañinas.

Recomendado: Colegio bilingüe: ten esto en cuenta antes de matricular a tus hijos

Cada vez entendemos mejor que no hay cosas de niño y de niña, siendo el primer paso para conseguir la igualdad real.

Puedes educar a tu hijo en la igualdad con acciones tan sencillas como quitar esta frase de tu vocabulario. No permitas que no haga o tenga algo que quiere porque a ti te parece que es para el sexo contrario porque todos es de todos.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.