Publicidad
Redacción Cromos / 20 Sep 2022 - 3:30 p. m.

Fórmula para dormir a tu bebé en 13 minutos: esto descubrió la ciencia

Con estos sencillos pasos, comprobados por la ciencia, podrás dormir a tu bebé en tan solo 13 minutos.
Con estos sencillos pasos, comprobados por la ciencia, podrás dormir a tu bebé en tan solo 13 minutos.
Foto: Pexels

Una de las labores que como papás debemos aprender, aunque tiende a ser muy retadora, es el saber cómo dormir a los bebés evitando al máximo el llanto o sin despertarlos en el momento de dejarlos en la cuna.

Los investigadores del RIKEN Center for Brain Science (Instituto de Ciencias del Cerebro RIKEN) de Japón presentaron un método científico que sería muy eficaz para calmar y hacer dormir a los bebés en pocos minutos.

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí.

Lee también: Claves para criar niños “buenos”, según la Universidad de Harvard

El proceso que realizaron está basado en el estudio de la conducta de ciertos mamíferos (como ratones, perros y monos) en quienes se observó que para calmar a sus crías los papás se ponen en movimiento. Por esto, se comprobó que la mejor manera de calmar a los bebés es cogerlos en brazos y caminar con ellos durante cinco minutos.

¿Cómo se hizo este estudio?

El equipo del RIKEN estudió la reacción de los mamíferos altriciales (aquellos cuyas crías son inmaduras e incapaces de cuidarse a sí mismas, por lo que viven periodos de tiempo más largos al cuidado de su madre) como ratones, perros, monos y humanos.

Observaron que cuando estos animales cargan a sus crías y empiezan a caminar, los cuerpos de sus “cachorros” tienden a relajarse, volviéndose más dóciles y permitiendo que su ritmo cardíaco se ralentice.

La clave para detener el llanto y hacer dormir a tu bebé es cargarlo mientras caminas y esperar unos minutos antes de intentar dejarlo en la cuna.
La clave para detener el llanto y hacer dormir a tu bebé es cargarlo mientras caminas y esperar unos minutos antes de intentar dejarlo en la cuna.
Foto: Getty

Teniendo en cuenta que, basado en la observación, la clave es el movimiento, el grupo de investigadores hizo diferentes pruebas para identificar “el nivel de relajación” al implementar otros métodos popularmente usados por los padres como sostener al bebé sin moverse o acunarle en los brazos.

Analizaron la reacción de 21 bebés lactantes en cuatro situaciones: en brazos de su madre caminando, sentados en un carrito y tumbados en un capazo o en una cuna mecedora.

Te puede interesar leer: ¿Por qué los niños se enferman con frecuencia al entrar al jardín?

¿Qué descubrieron los científicos?

Cuando la madre caminaba mientras llevaba al bebé en brazos, si estaban llorando previamente, en un periodo de máximo 5 minutos ya se habían calmado y su ritmo cardíaco disminuía en 30 segundos.

Un efecto relajante similar se produjo cuando se colocaba a los bebés en una mecedora, pero no tuvo el mismo efecto cuando la madre sostenía al bebé sentado o lo colocaba en una cuna inmóvil, demostrando que efectivamente la clave es el movimiento suave pero constante.

Por lo tanto, los investigadores concluyeron que sostener al bebé no era suficiente para calmarlo, sino que comprobaron que el movimiento es el que tiene efectos calmantes sobre él.

Pasos para hacer que mi bebé se duerma

En primer lugar, debes cargar a tu bebé en brazos y hacer pequeñas caminatas alrededor de la habitación, haciendo ligeros movimientos para arrullarlo. Este proceso debe durar 5 minutos. Si tu bebé estaba llorando, lo más probable es que para este punto ya se haya calmado.

Posteriormente, si aún no se ha dormido completamente, siéntate y sostenlo en tus brazos durante 8 minutos más. Si pasas a tu bebé a su cuna antes de tiempo, lo más probable es que lo despiertes, se ponga a llorar y debas iniciar de nuevo.

Cuando las madres que hicieron parte de este estudio intentaron acostar a sus bebés poco tiempo después de quedarse dormidos, más de un tercio de los niños se despertó a los 20 segundos.

Recomendado: Así se afecta el cerebro de los niños por no atender sus necesidades emocionales

El equipo descubrió que mientras están unidos a la madre, los cuerpos de los bebés pasan por diferentes respuestas fisiológicas, como los cambios en el ritmo cardíaco, que se interrumpen en el mismo momento en que se separan de su madre, por esto el despertar es casi inmediato.

Distintas pruebas, comprobaron que si después de dormirlos, las madres esperaban unos minutos antes de acostarle, era menos probable que se despertaran durante el proceso.

Además, puedes ayudarte a que este método sea más efectivo preparando el ambiente en la habitación: quitando los ruidos, poniendo luz tenue, usando una caja musical o pista de canciones tranquilas, entre otros, de acuerdo con el gusto de tu bebé.

Síguenos en Google Noticias