Redacción Cromos / 24 Jun 2021 - 5:57 p. m.

Lactancia materna: ¿qué pasa con las madres que no producen leche?

La OMS recomienda que los bebés sean amamantados exclusivamente durante los primeros seis meses de vida, pero ¿qué pasa con aquellas mujeres cuyo cuerpo no produce este líquido?
Lactancia materna: ¿qué pasa con las madres que no producen leche? | Embarazo | Bebés
Maternidad en tiempos de pandemia, amamantar, lactar, lactancia
Maternidad en tiempos de pandemia, amamantar, lactar, lactancia

La Organización Mundial de la Salud aconseja que las madres amamanten a sus bebés exclusivamente con leche materna durante los primeros seis de vida. Sin embargo, existen mamás cuyos cuerpos no producen el líquido y deben recurrir a leche de fórmula para poder alimentar a sus hijos.

Te puede interesar: Lactancia materna, empoderamiento femenino y más temas que verás en ‘Mamazotas’

En entrevista con la Revista Cromos, la doctora Angélica Russi, ginecobstetra de la Clínica del Country, nos explicó más sobre este hecho. La experta nos cuenta por qué algunas mujeres no producen leche, cuál es la causa y qué alimentos la pueden reemplazar.

¿Por qué algunas madres producen poca leche?

Angélica Russi (AR): “Generalmente las madres tienen el temor de no producir la suficiente cantidad de leche para satisfacer las necesidades alimenticias del recién nacido. Estos temores son la consecuencia de dudas e inseguridades, o al desconocimiento de la fisiología de la lactancia y la evolución de esta como un proceso natural.

Sin embargo, para algunas madres la escasa producción de leche es una realidad que puede dificultar el correcto funcionamiento de la lactancia. A esto se le denomina hipogalactia, se presenta cuando el recién nacido no puede obtener un suministro adecuado de leche, para satisfacer exclusivamente sus necesidades nutricionales”.

¿Cuál es la causa de la poca producción de leche durante la lactancia?

AR: “Es un problema, la mayoría de las veces, multifactorial. Pueden ser de origen materno (alteraciones anatómicas o estructurales, hormonales, funcionales), pueden estar relacionadas con el bebé (dificultades en el nacimiento, enfermedades o a malformaciones del bebé). No obstante, la principal causa esta asociada con el mal manejo de la lactancia o con una deficiente o escasa estimulación de la glándula mamaria”.

¿Qué hacer en este tipo de casos?

AR: “Se debe determinar la causa de la baja producción de leche. Se puede ayudar a la madre realizando una asesoría en lactancia materna; escuchar los motivos por los que cree que no produce suficiente leche; preguntar por antecedentes personales y hábitos que puedan influir en la lactancia; qué opinión tiene sobre la lactancia; cuál es la duración y frecuencia de las tomas. También realizar una exploración de la toma para valorar la posición, la succión, los problemas en seno o de la boca del bebé.

Lee también: Yuya, Cristina Hurtado, Natalia Reyes y otras famosas que serán madres

Si detectamos que la causa de la hipogalactia se puede tratar, se debe corregir el problema de base y darle la confianza a la madre, que puede amamantar y darle una adecuada ingesta de leche a su bebé”.

¿Qué cosas o situaciones afectan la producción de leche?

AR: “Debemos detectar las causas de la baja producción de leche (anatómica, hormonal, funcional, asociada al uso de fármacos) y tratarla. Sobre todo cuando [las causas] son reversibles o están relacionadas con trastornos médicos (alteraciones tiroideas, obesidad, diabetes, síndrome de ovario poliquístico, déficit congénito de prolactina, entre otros), requerirán un tratamiento específico.

Las hipogalactias por problemas en el manejo de la lactancia y por ansiedad o fatiga de la madre, además de ser las más frecuentes, son tratables y en ellas debemos centrar nuestros esfuerzo.

Algunas pautas que pueden ayudar son:

- Favorecer el descanso de la madre.

- Dejar comer al niño frecuentemente, el tiempo que quiera en cada toma y ofrecer ambos senos, como mínimo 8 veces en 24 horas.

- Evitar los horarios rígidos en las tomas. La lactancia materna debe ser a libre demanda, no suministrar agua u otro tipo de alimento.

- Ayudar a la madre a mejorar la técnica de lactancia logrando un adecuado agarre.

La mayoría de las hipogalactias pueden mejorar corrigiendo los errores en el manejo de la lactancia”.

Lee también: 10 consejos para mamás emprendedoras en tiempos de pandemia

¿Qué alimentos o bebidas reemplazan la leche materna en estos casos?

AR: “Mientras se detecta y trata la causa de la baja producción de leche, se debe garantizar una adecuada ingesta al bebé. Puede ser necesario suplementar con leche materna extraída o fórmula artificial.

Este proceso se debe realizar siempre de la mano con el pediatra. No se recomienda dar otras bebidas a los bebes. La suplementación suele ser temporal y en la mayoría de los casos, se puede recuperar una buena producción de leche materna”.

¿Cuáles son los temores más comunes de la lactancia?

AR: “Los principales temores de las madres están relacionados con la poca producción de leche, que esta no sea suficiente para proporcionar una alimentación adecuada o que promueva el crecimiento de sus bebés. También se teme que la lactancia materna pueda ser dolorosa, que se pueda verse afectada por el uso de medicamentos formulados o que simplemente no se vaya a lograr.

Para ayudar a disipar estos temores, se puede recurrir a la ayuda de un asesor en lactancia materna. Es importantes saber y entender que amamantar no es solamente alimentar, es también fomentar un vínculo entre la madre y él bebe. Es transmitir seguridad y amor a nuestros hijos, no debemos pensar que lactancia materna es un todo o nada.

Es posible tener una experiencia de lactancia satisfactoria, ayudando a nuestras madres, escuchándolas, entendiéndolas y desterrando los sentimientos de impotencia, culpa y presión que surgen frecuentemente”.

Comparte: