Meghan Markle y Harry compraron su primera casa en Estados Unidos

Noticias destacadas de Vida Social

Luego de varios meses viviendo en Los Ángeles, Estados Unidos, el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle acaban de comprar una casa con un vecindario lleno de famosos.

Oprah Winfrey, Ellen Degeneres y Gyneth Platrow son algunos de los nuevos vecinos de Meghan y Harry. La pareja, que abandonó la realeza para emprender su propio camino, acaba de adquirir una costosa propiedad en Santa Bárbara, a unos 140 kilómetros de Los Ángeles.

“Se han instalado en la tranquila privacidad de su comunidad desde su llegada y esperan que esto sea respetado por sus vecinos”, le confirmó un representante al medio HELLO!

Luego de salir de Londres, la pareja fijó por algún tiempo su residencia en Canadá y finalmente en Estados Unidos, donde vive la mamá de Meghan y donde ella desarrolló su carrera como actriz. A su llegada a Norteamérica, se instalaron en una mansión en Beverly Hills, con doce habitaciones, propiedad del millonario Tyler Perry, pero ahora dieron el gran paso de tener su casa propia, que nada tiene que envidiarle a las de la realeza.

Te puede interesar: Simon Cowell abandona ‘America’s Got Talent’

El nuevo hogar de Meghan, Harry y el pequeño Archie está en Santa Bárbara, una zona que tiene un pasado español con un estilo neocolonial en su arquitectura, que según el portal de noticias Page Six, ayudó a pagar el príncipe Carlos y aunque se desconoce el valor de la propiedad, la mayoría de las casas en la zona cuestan entre 19 millones y 20 millones de dólares según los agentes inmobiliarios en los EE. UU.

“Esta es la primera casa que cualquiera de ellos ha tenido. Ha sido un momento muy especial para ellos como pareja y como familia: lograr tener total privacidad durante seis semanas desde que se mudaron. Tienen la intención de echar raíces en esta casa y en la tranquila comunidad, que tiene una privacidad considerable. Aquí es donde quieren criar a Archie, donde esperan que pueda tener una vida lo más normal posible”, explicó una fuente a Page Six.

Aunque en algún momento se pensó que Los Ángeles sería una ciudad de paso para la pareja, parece que se sienten bien e intentarán emprender una vida con calor de hogar allí. De hecho, la casa que compraron y de la que aún no se conocen imágenes, habría sido seleccionada por tener el estilo de Frogmore Cottage, en la que vivieron casi dos años en el Reino Unido, que más que excéntrica, resulta acogedora.

También puedes leer: Jennifer Garner y Bradley Cooper, ¿más que amigos?

Comparte en redes: