Publicidad
Redacción Cromos / 23 Nov 2022 - 9:33 p. m.

¿Qué es la crisis de los 30 años? La escritora Margarita García nos cuenta

‘30 a los Treinta’ es el libro de la escritora colombiana Margarita García quien trae una guía completa con 30 aprendizajes inspirados en la generación de los 90s.
‘30 a los Treinta’ es el libro de la escritora colombiana Margarita García quien trae una guía completa con 30 aprendizajes inspirados en la generación de los 90s.
Foto: Cortesía

Margarita García es una mujer paisa, actualmente radicada en Miami que descubrió su pasión por la escritura a los 13 años con la publicación de su primer texto en un libro de literatura infantil.

Siente un agrado inexplicable por escribir. Es amante del té, de los viajes, de la gente que vive con valor y con cierta locura, y es la autora del libro “30 a los Treinta” donde expresa que los 30 son los nuevos 15.

En entrevista con la revista Cromos, la escritora radicada en Miami nos cuenta más sobre su libro ‘30 a los Treinta’.

Puedes leer: Alba Malaver: la colombiana que escribe sobre mujeres migrantes en EE.UU.

¿Qué es la crisis de los 30 años? La escritora Margarita García nos cuenta
¿Qué es la crisis de los 30 años? La escritora Margarita García nos cuenta
Foto: Cortesía

¿Qué vamos a encontrar en ‘30 a los Treinta’?

Una guía con 30 aprendizajes inspirados en mi generación, la generación de los 90s y que son producto de los 30 años que he caminado. Una herramienta llena de sátira y humor para afrontar los retos de aquellos que, como yo, quedaron atrapados en el medio; en medio de la tradición y la modernidad, viviendo en constante dualidad y con muchas paradojas.

  • 15 lecciones: esas que me regaló la vida sin preguntarme si estaba de acuerdo.
  • 15 elecciones: esas decisiones que tomé o más bien me tomaron.

Una herramienta para la que yo llamo la generación de las dudas y que está repleta de referencias musicales, películas, libros, contextos, consejos de otros y espacios para que el lector haga su propia interpretación de la obra con sus reflexiones, ires y venires.

Puedes leer: “Somos adictos a las relaciones tóxicas”: Cami Zuluaga sobre su depresión

¿Por qué es una generación atrapada?

Porque quedó en la mitad de dos extremos, el de la tradición de nuestras generaciones anteriores que tenían unas costumbres y estilos de vida enfocados en el hogar, el trabajo duro y la crianza de los hijos y la otra esquina donde la estabilidad, el tiempo y el dinero se convirtieron en una ilusión que no está a nuestro alcance y que convive con los veloces avances tecnológicos, el cambio climático, las formas de tratar con la alimentación, los viajes y el bienestar.

Las transformaciones en todos los ámbitos son tan drásticas, que aquellos que nacimos en los 90s nos sentimos con la identidad dividida.

Transformaciones que abarcan desde la vida política hasta las relaciones modernas. Consideraría que una de las más grandes son las relaciones amorosas, porque crecimos con unas ideas del amor y en el camino esas ideas han tomado nuevos rostros, por ejemplo, del matrimonio típico hemos pasado a otras versiones del amor que tienen una mayor inclinación hacia las mascotas, el poliamor, el éxito profesional... Las relaciones modernas tienen ahora otro matiz que anteriormente ni siquiera se contemplaba y son justos esos desafíos a los que se ha enfrentado la generación de los 90s.

Si lo reducimos a algo simple, pensemos que alguien de los 90s va a reconocer con facilidad tanto a Mercedes Sosa como a Maluma y su vez, fuimos la última generación que desenredó el cassette con el lapicero. Somos ese coletazo final del siglo pasado.

¿Qué has aprendido durante estos años de vida?

En el libro hay 30 lecciones, pero diré que fueron las que incluí, claramente ahí no me cabe la vida, bueno no le cabe la vida a nadie creo yo y nunca son suficientes porque estamos en constante movimiento y aprendizaje, pero estas son algunas de ellas:

  • Practicar gratitud en momentos difíciles.
  • Dejar de querer ser la redentora de todos sin sentir culpa.
  • Saber estar a tiempo, comprender que impuntual también es quien llega mucho antes.
  • Clase no aprendida, clase repetida.
  • Saber ir lento sin ser vaga.
  • La importancia de la reciprocidad.
  • El que no escucha se queda con aquellos que no tienen nada que decir.
  • Honrar el silencio en momentos de ira.
  • La disciplina hace más que el talento.
  • Seguir mi convicción y dejar que los demás sigan la suya.
  • Soltar a quien quiere irse y despedir a quien no conviene quedarse.
  • Intentar algo nuevo. El miedo es el enemigo del ‘yo puedo’.
  • Abrazar la soledad y convivir en sociedad.

¿Qué es la crisis de los 30 años?

Yo la defino como esa sensación de creerse muy joven para hacer cosas grandes o aspirar a un cambio real de vida, pero viejo lo suficiente para las dinámicas sociales que traen los nacidos a partir del 2000 y que van desde ser un influencer y ganar dinero de ello, hasta la facilidad que tienen para aprender varios idiomas mientras viajan indefinidamente por el mundo.

Además, la considero una crisis silenciosa, porque en mi ejercicio de observación evidencié como la mayoría de las personas de mi época, incluso cuando celebraban sus años en grande o se entusiasmaban en las vísperas de su cumpleaños, con los días comenzaban a sentir que muchas cosas no merecían la pena o carecían de sentido porque ya se les había pasado su hora.

A diario escuchaba cosas como: “es que ya estoy vieja” muy gorda, demasiado flaca, me quedé sola, no he hecho nada importante con mi vida, no hice lo suficiente aquí o allá, veo gente de mi edad o más joven que es súper exitosa, me siento estancada, me siento deprimida, no he logrado nada”. (aquí la mía: es que yo soy flaca pero flácida).

Puedes leer: Una charla con Manuela Molina, autora del libro ‘Nuestra piel arcoíris’

¿Por qué escribir un libro que rememora los 30 años de existencia?

Más allá de que sean 30 años, es un libro que a parte de lo que he explicado, tiene la firme idea de decirle a las personas que pesan más las experiencias y el proceso, que los años que tienen. Esencialmente, porque las personas permiten que los años las definan de forma muy trascendental.

Y las sensaciones de tristeza al cumplir determinadas edades es algo cada vez más común, pero quisiera sacarlo de la normalidad, para que los años sean percibidos como números que llegan con mucha comodidad y acompañados de experiencias enriquecedoras.

Desde su experiencia, ¿qué pasa con las personas que tienen 30 años y a qué se enfrentan?

Se enfrentan a muchas contradicciones derivadas de las creencias limitantes de las personas que los educaron en contraste con un mundo arrollador que va a pasos agigantados y que no espera a nadie. También con la dicha de haber sido la última generación que pudo ver los hábitos de las generaciones pasadas adquiriendo muchos de ellos, pero experimentando al mismo tiempo todas las variaciones de la vida moderna.

Los mayores retos devienen a mi consideración, de las relaciones interpersonales, el modo en que asumimos la tecnología, como tratamos con las opiniones de la familia versus las pareceres de los amigos, como recibimos las informaciones, la vida laboral, la salud mental y las confusiones propias provenientes de esa misma dicotomía.

Su consejo para vivir mejor y ser felices, ¿cuál es?

No hay que endiosar las edades como si nos definieran, porque en efecto, no nos definen; siempre estas a tiempo de cumplir cualquier sueño, de empezar esa idea que siempre has querido y de vencer el miedo. Todos tenemos facetas y siempre podemos cambiar de pensamiento si tenemos el coraje para decidirlo.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.