Iván Ramiro Sosa ganó la última etapa de la Vuelta a Burgos

Noticias destacadas de Ciclismo

El colombiano dio una muestra de potencia y se impuso en las Lagunas de Neila, tradicional puerto español.

Si algo ha cambiado en Iván Ramiro Sosa, desde que llegó al equipo Ineos, es su paciencia para esperar por el momento indicado, también la capacidad de leer la carrera, de interpretar los rostros de los rivales, con el suyo sin decir nada, y salir con potencia para arriba y hacerse inalcanzable.

Este sábado, el cundinamarqués lo volvió a hacer en la última etapa de la Vuelta a Burgos, la reina, la que terminó en las míticas Laguna de Neila (a más de 2000 mil metros sobre el nivel del mar), un premio de montaña tan duro que es habitual que todo el que lo sube muestre los dientes.

El colombiano, menudito, pero muy fuerte, se fue a la rueda de Mikel Landa y Remco Evenepoel, estuvo atento y faltando 500 metros para la llegada cambió de relación, se paró en pedales y sin mirar atrás salió disparado.

Ni el español del Bahrein Mérida ni el belga sensación por estos días pudieron responder el ataque del ciclista que combinó la potencia y la cadencia para quedarse con el triunfo luego de tres horas, 47 minutos y 56 segundos.

“Me siento mucho mejor. Veníamos todos al límite, guardé fuerzas y cuando sentí que podía me fui. Quería retener el título, pero no se pudo. Sin embargo, logramos un triunfo importante en este cierre que nos deja buenas sensaciones para lo que viene en esta temporada atípica”, dijo Sosa tras cruzar la meta, con un tapabocas que dificultaba el hablar.

El título de la carrera fue para Evenepoel, mientras que el mejor colombiano de la general fue Esteban Chaves en la cuarta posición a 1:26 del belga.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.