Una Vuelta a España con aroma a café

Noticias destacadas de Ciclismo

Los ciclistas colombianos han sido protagonistas en esta edición 74 de la ronda ibérica que tras siete etapas lidera el boyacense Miguel Ángel López.

Si en el ciclismo se diera la lógica casi que podríamos asegurar hoy que la victoria de la Vuelta a España la van a disputar dos colombianos: Miguel Angel López y Nairo Quintana, quienes ayer, en el ascenso final de una etapa que no los favorecía mostraron que están enteros para pelear por el máximo título.

Pero si en el deporte en general la lógica muy pocas veces tiene la razón mucho menos es la que rige en un deporte tan rudo como el ciclismo en el que juegan cien factores más: caídas, pinchazos, alianzas, equipo, preparación, alimentación, desconcentraciones, descuidos, días malos, vientos, frío y otras situaciones inesperadas.

Si ayer no podíamos entender la decisión del Movistar de dejar a Alejandro Valverde como líder único de la escuadra hoy ya comenzamos a entrever que se trata de una jugada para confundir a sus rivales. Lo que hizo ayer Quintana, para llevar a su compañero a la victoria de etapa, cuando lo hubiera podido soltar en más de una ocasión, forma parte del montaje. Nairo está en un momento excepcional y este viernes sabía que en un final de este tipo el campeón del mundo es casi invencible y a 200 metros de la meta lo dejó con la victoria a su disposición.

Y con lo que viene después los escaladores puros van a encontrar terreno más que suficiente para hacer diabluras en las etapas 13, 15, 16, 18 y 20. Y en el cuarteto que ya se apoderó de las posiciones de honor sólo hay dos escaladores puros: Superman y Nairo. Y esto pasa cuando hasta ahora no se ha encontrado en la carrera la verdadera montaña.

(Quintana: "Tenemos que apoyarnos con Valverde para hacer mejor al equipo")

Ya me lo advirtió el ex corredor español, periodista y colaborador de El Espectador en el pasado, Enrique Cima: “En cuanto a la montaña debo orientarte sobre las etapas de Asturias, la Tineo-Alto del Acebo es terriblemente dura con los puertos intermedios y en especial con el último que se encarará por la vertiente nueva. Y el día siguiente, de Pravia al alto La Cubilla, también es fuera de serie con el puerto final largo, tipo Tour, pero antes suben dos muy duros, en especial el San Lorenzo.

Sin olvidarme de la etapa de Gredos, que es similar a aquella en la que en 1983 Hinault atacó y ganó la Vuelta sacando 23 minutos al líder, Julian Gorospe y en la que solo le pudieron seguir a rueda Vicente Belda y Marino Lejarreta. Y como se estará en la semana final el que tenga un gramo más de fuerza se llevará la Vuelta...”

Ya ayer quedó claro que los europeos no tienen cómo tratar de formar una alianza para impedir otro triunfo de los latinoamericanos en esta temporada única por los triunfos de Carapaz y Egan. Nadie cree que Valverde pueda estar en la batalla final así que sólo les va a quedar Roglic, que lo tiene bien complicado ante los dos colombianos pues en el pasado ha mostrado que no rinde lo mismo en las escaladas de verdad.

Comparte en redes: