Azul y blanco

Noticias destacadas de Fútbol Colombiano

No corresponde el título de estas líneas a lo que posiblemente esté pensando usted. No es referente a Millonarios ni al Alianza Lima, por citar dos de los equipos llamados blanquiazules. Es para exaltar el paso que jugadores colombianos han tenido en el Porto de Portugal, que acaba de ganar su título número 29 en la liga portuguesa.

Fredy Guarín consiguió nueve títulos, entre ligas, copas y supercopas de ese país más una Europa League. James Rodríguez obtuvo ocho títulos allí: ligas, copas, supercopas en Portugal y una Europa League. Falcao García se apuntó con seis títulos, ganando la misma variedad de copas que Guarín y James; Jackson Martínez participó en tres títulos: una liga y dos supercopas; Juan Fernando Quintero, una supercopa y, hace pocas horas, Luis Díaz y Mateus Uribe, sus primeros títulos en la liga.

Es claro que el Porto no solamente se vio retribuido con los éxitos de los jugadores, sino que lo catapultó a otras ligas. España contó con Falcao, James y Jackson. Guarín fue al Internazionale de Milán; Juan Fernando Quintero pasó a Francia, regresó a Colombia y después ganó prestigio en River Plate y ahora acaricia, por un valor grande —US$10 millones—, su probable paso al Asia.

Continuando con esa tradición, quien quita que Luis Díaz se traslade pronto a una más exigente y difundida liga de Europa. El caso del azul y blanco del Porto se ha constituido en excelente vitrina para los jugadores colombianos, por supuesto los de calidad.

En Argentina, tanto River Plate como Boca Juniors también fueron el trampolín requerido para llevar jugadores a Europa. Juan Pablo Ángel, Mario Alberto Yepes, el mismo Falcao y Álvarez Balanta aterrizaron en el viejo continente por sus ejecutorias en River. Jorge Hernán Bermúdez fue a Grecia, después de sus logros en Boca. Amaranto Perea viajó de Boca al Atlético de Madrid; Wilmar Barrios llegó a Rusia; Óscar Córdoba de Boca saltó a Italia y Turquía; Iván Ramiro Córdoba hizo larga campaña en el Inter de Milán después de estar en San Lorenzo de Almagro; Farid Mondragón de Independiente pasó a España, regresó a los rojos de Avellaneda y de ahí a Francia, Turquía y Alemania. Y, por supuesto, James Rodríguez de Banfield a Portugal; Duván Zapata, de Estudiantes de La Plata a Italia

Así pues, queda claro que es como si Porto en Portugal y los grandes de Argentina sellaran el destino de nuestros jugadores.

Aprovechando la euforia de Luis Díaz y Mateus Uribe con su primer título europeo, me pareció más que justo reconocer cómo los jugadores colombianos crecen en su juego y responsabilidad. Para el Porto, una sencilla felicitación por el buen ojo para contratar.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.