Bogotá no prestará sus estadios si la crisis de la pandemia sigue aumentando

Noticias destacadas de Fútbol Colombiano

El inicio de las competencias en el fútbol colombiano está siendo un dolor de cabeza para varios clubes. ¿La razón? El aumento de casos de COVID-19.

Luis Ernesto Gómez, secretario de gobierno de Bogotá, no da su brazo a torcer y mantiene la posición de la alcaldía distrital, que encabeza la alcalde Claudia López, de no permitir el inicio del fútbol en la ciudad, debido a la alerta roja en la que se encuentra la capital por el aumento de casos de COVID-19.

La semana pasada se conoció que el Instituto de Recreación y Deporte (IDRD) les había notificado a los clubes capitalinos que el Estadio El Campín y el Estadio de Techo no podían ser utilizados en enero de 2021 por una serie de remodelaciones.

Sin embargo, la fecha podría extenderse porque el pronunciamiento de la Secretaria de Gobierno fue tajante: “Durante el primer pico de la pandemia no hubo fútbol en Bogotá. En este segundo pico tampoco será posible”.

De esta manera, Millonarios, Santa Fe y Equidad no podrán jugar de locales en Bogotá en el reinicio del fútbol colombiano y tendrán que buscar escenarios alternos. El problema es que en otras ciudades el tema de la pandemia también está imposibilitando la realización de eventos deportivos.

Por ejemplo, en Armenia, donde se iba a disputar el partido de Copa Colombia entre Atlético Nacional y Deportes Tolima, tocó cancelar el encuentro por la masiva manifestación que los hinchas verdolagas hicieron en la concentración de su equipo. La situación se desbordó tanto que la Alcaldía decidió no prestar el Estadio Centenario, razón por la cual no se podrá disputar el juego este jueves.

Le puede interesar: El partido entre Deportes Tolima y Nacional fue aplazado

Patriotas y América tienen el mismo problema. El inicio de la liga que se disputará entre ambas escuadras el domingo 17 de enero, está en duda porque la alcaldía de Tunja estaría estudiando la posibilidad de no prestar su escenario deportivo para evitar el aumento de contagios.

América de Cali también fue noticia la semana pasada, ya que el Pascual Guerrero, fortín habitual de los escarlatas, tampoco podrá ser usado en los primeros días del año por el mantenimiento de la gramilla.

En contexto: ¿Por qué no se jugaría el partido entre Patriotas y América de Cali?

Con el segundo pico de la pandemia a cuestas, el aumento de casos de COVID-19 y el decreto de alarma roja en varias ciudades de Colombia, el regreso de la liga y la copa nacional están siendo bastante complicado para los clubes del Fútbol Profesional Colombiano.

Comparte en redes: