Cada vez más lejos del descenso

El invencible América del “Polilla”

Desde que el uruguayo asumió la dirección técnica, el equipo caleño no ha perdido. Ha jugado siete partidos, con cuatro triunfos y tres empates.

Jorge “Polilla” Da Silva, técnico del América de Cali. / Nelson Ríos

Asumir la dirección técnica del América de Cali en posiciones de descenso, a falta de nueve partidos para el final de la fase de grupos de la Liga Águila, era más un riesgo que una oportunidad para Jorge Polilla Da Silva. Sin embargo, asumió el reto con la misma entereza que demostró en su época de jugador. El sentimiento por el equipo caleño era grande. Los 65 goles que marcó con la camiseta escarlata y los dos títulos que consiguió, no se borrarán nunca de su cabeza. (América se aleja del descenso: le ganó 2-0 al Medellín)

En medio de la crisis, la gente pedía a alguien con identidad y llegó este uruguayo de 55 años a enamorar a los hinchas, que sabían quién era él, pero no habían visto de qué era capaz.

Sólo la presencia del entrenador charrúa se convirtió en una motivación, tanto para los jugadores como para los aficionados. Además, esa huella que dejó en el club le permitió absorber toda la presión en medio de un ambiente tenso por la incertidumbre que generaba la posibilidad de poder volver a perder la categoría. (Entrevista conTulio Gómez, presidente del América)

Además de darles a los jugadores ideas tácticas, Polilla entendió desde su llegada que lo más importante que debía hacer era motivar a sus futbolistas, convencerlos de lo buenos que eran y llenarlos de confianza. Por lesiones y bajo rendimiento de algunos se demoró un par de fechas en encontrar un equipo fijo. Armó una columna vertebral conformada por Carlos Bejarano en el arco, Diego Hérner en la defensa, Elkin Blanco en el mediocampo y Cristian Martínez Borja en el frente de ataque. A estos jugadores los supo rodear y esto fue fundamental para que el América volviera a marchar.

Su experiencia como entrenador le daba cierta tranquilidad a la hinchada. Fue campeón dos veces en Uruguay con Peñarol y una vez con Defensor Sporting. Además, en Arabia Saudita logró un título con el Al Nassr. En su país también estuvo al frente del Liverpool y de la selección sub-20. En Argentina dirigió a Godoy Cruz y Banfield.

“Yo quería un equipo que luchara, que no diera nada por perdido. Estoy contento con el compromiso de cada uno de los jugadores. De a poco se van logrando los objetivos trazados cuando arribamos a la ciudad para hacernos cargo del América”, comento el DT uruguayo tras el triunfo 2-0 ante el Medellín que significó para el cuadro caleño alejarse de la incómoda posición del descenso.

En los siete partidos que ha estado al frente del América, Da Silva no ha perdido. Se ha hecho fuerte de local y como visitante ha conseguido empates, la famosa media inglesa. En el Pascual Guerrero venció 3-1 al Huila, 2-1 al Cortuluá, 3-2 a Patriotas y 2-0 al Medellín. Fuera de casa ha igualado 0-0 ante Once Caldas, Tigres y Deportivo Cali. Ahora le restan dos fechas para terminar el Todos contra Todos: ante Independiente Santa Fe en el estadio El Campín y en la última jornada contra el Bucaramanga en Cali.

El empuje de este entrenador ha sido tal que América ya no sólo piensa en consolidarse en la A, sino en entrar a las finales y pelear por el título.