Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 2 horas

Tras desmanes en partido Medellín vs. Cali, 20 personas no volverán a entrar al Atanasio

Así lo confirmó el alcalde de la capital antioqueña, Federico Gutiérrez, quien además no se mostró de acuerdo con la sanción impuesta por la Dimayor de cerrar la tribuna norte por dos fechas.

El juego estuvo suspendido al rededor de 10 minutos a causa de enfrentamientos entre hinchas. Cortesía

“Vamos a reformar el código disciplinario para que sucesos como el que se dio en el Medellín-Cali, en el que una tribuna completa se trabó en una gresca, conduzca a la pérdida de puntos. Me parece que es una medida que amerita la gravedad de los hechos de violencia que se vienen presentando en los escenarios. Estará para próximas fechas”, señalaba Jorge Perdomo, presidente de la Dimayor, este martes en la asamblea del fútbol colombiano. (Vea: Hinchas del Cali que robaron trapos en Medellín serán judicializados)

Y este miércoles, en la capital antioqueña, Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, exponía ante los medios de comunicación las medidas tomadas tras los desmanes ocurridos en el partido del pasado sábado entre Independiente Medellín y Deportivo Cali.

Eso sí, el alcalde se mostró en contra de la sanción impuesta por la Dimayor de cerrar por dos fechas la tribuna norte del Atanasio Girardot. “Para nosotros lo importante no es sancionar la tribuna sino individualizar. Ese es un llamado que le hago a la Dimayor. Así lo hemos venido manejando en Medellín. Aquí no pueden pagar justos por pecadores”, sostenía. (Lea: Dos barras bravas colombianas, enfrentadas por 13 trapos)

En ese orden de ideas, Gutiérrez dio a conocer las personas que causaron los desmanes durante el encuentro. “Tenemos identificadas 20 personas, más 11 que antes del partido fueron puestas a disposición de la ley por porte de armas y generar riñas. Estas personas no podrán entrar al estadio mínimo un año”, explicaba el alcalde.

Las principales denuncias presentadas durante el partido que se disputó el pasado sábado, radicaba en la intolerancia de algunos mal llamados hinchas, quienes increpaban y sacaban del estadio a las personas que no tuvieran puesta una prenda de Medellín. Tal como le sucedió al exjugador Wilson Cano.

“Vimos algunas personas pidiendo cedulas para ver dónde eran. Bajo ninguna autoridad. Hay unos que se creen dueños de los jugadores, equipos y de la ciudad. No nos vamos a quedar quietos ante estos actos”, afirmaba el alcalde respaldado por el presidente del Medellín, Eduardo Silva Meluk.