Colombiana encargada de Comisión Ética de la FIFA ya había reconocido amistad con Bedoya

El 3 de abril de 2014, María Claudia Rojas se había declarado impedida para tramitar un caso de la Federación Colombiana de Fútbol “por cuanto existe ‘una relación de amistad’ entre ella y el doctor Luis Bedoya”.

La colombiana María Claudia Rojas, presidenta del Comité de Ética de FIFA.Archivo

Recientemente María Claudia Rojas le afirmó al New York Times que conocía a Luis Bedoya únicamente debido a reuniones sociales y que no tenía una amistad “ni una relación personal” con él. Esto al ser cuestionada sobre el informe de Anne Brasseur, exministra de deportes de Luxemburgo, quien cuestionó a la abogada colombiana tras ser nombrada presidente de la Comisión de Ética de la Fifa.

En la investigación, Brasseur dijo que “no queda claro” si Rojas informó al comité sobre su “conexión amistosa con Bedoya”. Según develó el diario estadounidense la dirigente luxemburguesa aseguró en una entrevista telefónica que la información sobre los vínculos cercanos entre los colombianos le llegó de “una fuente muy confiable”, cuya identidad se rehusó a divulgar.

Rojas  además le precisó al medio norteamericano: “Fui sujeta a un escrutinio e inspección estrictos por parte de la FIFA respecto a mis antecedentes profesionales, financieros y personales antes del nombramiento y mi historial ha sido absolutamente transparente”.

Sin embargo, en el expediente número 2011-00256-00 fechado el 3 de abril de 2014 del Consejo de Estado se da a conocer que la entonces señora Consejera María Claudia Rojas Lasso, “manifiesta que se declara impedida para actuar dentro del proceso de la referencia, por cuanto existe ‘una relación de amistad’ entre ella y el doctor Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana De Futbol”.

Este expediente era para resolver la demanda que en ese entonces había instaurado la Federación Colombiana De Futbol en contra de la Resolución 00284 de 25 de febrero de 2002, “Por la cual se establece el trámite para las actuaciones derivadas de la aplicación de los artículos 4°, 11° y 16° del Decreto Reglamentario 00776 del 29 de abril de 1996”, expedida por el Director General del Instituto Colombiano del Deporte, Coldeportes.

A juicio de la Sala, en ese momento, “el hecho manifestado por la doctora María Claudia Rojas Lasso no constituye la causal de impedimento alegada, toda vez que para que concurra la misma se requiere que la amistad sea íntima, lo cual no ocurre, pues de una simple amistad no se pueden derivar sentimientos profundos de afinidad y cercanía entrañables, que en un momento dado puedan comprometer la imparcialidad requerida en la resolución de asuntos judiciales”.

Lo anterior comprueba que la vallecaucana había reconocido ante las autoridades una amistad con Luis Bedoya, expresidente de Colfútbol, quien hoy por hoy está declarando en una corte en Nueva York en el caso de corrupción de Fifagate, que llevó a varios dirigentes del fútbol suramericano y mundial a la cárcel.