Crece amenaza terrorista contra grandes eventos deportivos

El terrorismo y la ciberseguridad son amenazas crecientes contra los grandes eventos deportivos, como el Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos, advirtió este martes en Doha el secretario general de Interpol Jurgen Stock.

Imagen de referencia.AFP

En un discurso en una conferencia sobre seguridad en la capital de Catar, país que albergará la Copa del Mundo de 2022, Stock aseguró que el "espectro" de las amenazas, entre las que también está el hooliganismo, también existe ahora en los grandes eventos deportivos.

"Desafortunadamente, estas amenazas están creciendo", dijo Stock a los periodistas. "Se están internacionalizando y son cada vez más complejas, por lo que se requiere más que nunca el refuerzo de la cooperación entre las diferentes agencias".

Stock citó como ejemplos los problemas con hinchas ultra que se registraron en la pasada Eurocopa-2016, los ciberataques contra los Juegos de Rio o el riesgo de ataques terroristas durante el próximo Mundial de fútbol de Rusia-2018. (Lea también: Nueva amenaza al Mundial de Rusia: Estado Islámico utiliza imagen de Cristiano Ronaldo)

En la conferencia sobre seguridad en grandes eventos deportivos también tomó parte Hassan al-Thawadi, secretario general de Catar-2022, para asegurar que el Mundial que se celebrará en ese emirato "será seguro".

Cabe recordar que hace unas semanas el Estado Islámico intimidó con una imagen del futbolista Lionel Messi en prisión y sangrando. También utilizaron una en la que se ve al argentino en el suelo junto a su excompañero del Barcelona Neymar arrodillado frente a un militante del grupo terrorista.

El grupo amenazó  también al entrenador de la selección de Francia, Didier Deschamps, a quien se le veía en una imagen encadenado mientras un integrante de la organización terrorista le apunta con un arma.

“Nuestras palabras son lo que ves, no lo que oyes. Así que tan solo espera. Nosotros también estamos esperando”, aseguró el grupo en el último mensaje intimidante, en la que se observaba al jugador portugués Cristiano Ronaldo arrodillado, con un ojo herido y atrás suyo a un hombre sosteniendo un arma blanca.