James Rodríguez: “Mi hija lloró cuando le dije que nos íbamos del Real Madrid”

En una entrevista con El Chiringuito, el colombiano contó detalles de su salida del equipo blanco y habló sobre la reacción de Salomé.

James Rodríguez, mediocampista del Bayern Múnich AFP

Salomé Rodríguez es todo para James. Por ella mueve cielo y tierra. Cada vez que tiene la oportunidad de pasar tiempo con su hija siempre comparte fotos y deja mensajes como el del 10 de enero en su cuenta de Instagram: “Eres todo lo que soñé, siempre a tu lado”. Por eso cuando se trata de Salomé todo es importante y cada vez que hay una movida importante, él intenta explicarle lo sucedido.

Por eso, después del partido frente al Sevilla, en el que jugó 60 minutos y salió aplaudiendo a la tribuna, se acercó a su hija para hablar con ella. “Ven, quiero hablar contigo. Nos vamos a ir a vivir a otra ciudad, vas a cambiar de colegio, ya no vamos a vivir en esta casa”. Salomé, quien en ese momento tenía cuatro años, lloró desconsolada. “Fue muy duro. Me partió el alma”, afirmó James Rodríguez en una entrevista que le brindó al Chiringuito de Jugones.

Un mes más tarde se confirmó la noticia, James Rodríguez fue traspasado al Bayern Múnich y en julio se separó de su esposa, Daniela Ospina. Desde entonces trata de aprovechar al máximo el tiempo que pasa con su hija y hay momentos que los deja posteados en su cuenta de Instagram. (Con dos asistencias de James, el Bayern venció 4-2 al Werder Bremen)

En la entrevista que concedió al Chiringuito, la conversación giró en torno a su paso por el Real Madrid, equipo el cual siente su ausencia como la de Álvaro Morata. Sin embargo, el colombiano no se enfoca en eso. “No sé si me echan de menos (en el Real Madrid), el trabajo que pude hacer lo hice bien y de todo corazón, siempre con muchas ganas, todos vieron que cuando pude hacer las bien cosas, pude marcar la diferencia”, afirmó.

Pero sus últimos años con Zidane y con Rafael Benítez fueron complicados. El tiempo de juego se vio reducido y con el tiempo se fue convirtiendo en alternativa. A veces jugaba otras veces ni siquiera entraba entre los planes del entrenador. No fue fácil asimilarlo. A pesar de esos momentos difíciles, contó con un buen apoyo. “Toda la gente que tenía cerca de mí fue mi gran apoyo, mi exesposa, mi madre, todos ellos me apoyaron mucho y soy un eterno agradecido”. (Fuerte altercado entre James y Rudy en el entrenamiento del Bayern Múnich)

Además, también contó con el cariño de la gente. “Con la afición del Real Madrid había mucho feeling y creo que también me querían, me gustan los fanáticos del Real Madrid. Los hinchas siempre me decían 'James, quédate', sentía mucho cariño por ellos. Los quiero muchísimo, porque ellos, como yo, siempre queremos ganar”, resaltó.

Por ahora todo su pensamiento está enfocado 100 % en el Bayern Múnich. En el equipo bávro encontró continuidad y Jupp Heynckes confía completamente en sus cualidades como jugador. El futuro es una incógnita y por eso no se atormenta pensando en eso. “Por ahora solo pienso en el Bayern, del futuro nadie sabe lo que va a pasar. Mi presente está en el Bayern. Depende exclusivamente de mi si me voy a ir o si me quedo”, finalizó.