Los interrogantes que evitarían que Yerry Mina llegue al Barcelona en enero

La negociación con Palmeiras y la adaptación del jugador al fútbol europeo sería dos variables que tendrían al cuadro catalán buscando a un central con experiencia para los últimos seis meses de temporada.

Yerry Mina, defensor del Palmeiras, en la mira del Barcelona. AFP

En el último año se ha hablado constantemente sobre la llegada de Yerry Mina al Barcelona. Es un nombre que interesa al club. En septiembre se dio a conocer que existía un preacuerdo entre el Palmeiras y el club catalán para la llegada del defensor a mediados de 2018. El costo de la transacción: nueve millones de euros. Una ganga para la calidad que ha demostrado el colombiano. Aunque por la salida de Javier Mascherano se especuló que podría adelantarse la operación, las cosas parecen no serán así.

Mina no llegaría al Barcelona debido a que existen tres factores a tener en cuenta, según explica Mundo Deportivo. En enero habrá que negociar una cantidad con Palmeiras que hará que el colombiano cueste más de lo que el equipo blaugrana ingresará por Mascherano. También se tiene en cuenta de que el jugador ocuparía plaza de extracomunitario (para ser cuarto central). Pero, por encima de todo, la gran duda es cómo va a rendir y a superar la presión de tener que dar un rendimiento inmediato, y convincente, en una posición tan delicada cuando se trata de un jugador suramericano que jamás ha jugado en Europa.

Debido a lo anterior el cuadro catalán está en busca de otro central para relevar a Mascherano, sin olvidar que Yerry Mina siempre estará como una opción por si no se encuentra el defensor deseado. Pero las peticiones del Barcelona serán difíciles de complacer, debido que están detrás de un jugador con experiencia en el fútbol europeo, que pueda disputar la Champions, que sea diestro y, más difícil todavía, que acepte a llegar cedido hasta final de temporada, según resalta el medio español.

No es algo fácil debido a que los defensores con este perfil piden, como mínimo, poder tener otra temporada completa en el Barcelona, que aceptaría una opción de compra no obligatoria. Sin embargo, existe una noticia positiva para el cuadro catalán: Thomas Vermaelen. El defensor ha jugador cuatro partidos de buen nivel, dos de ellos en salidas difíciles contra el Valencia y el Villarreal. Lo que dejaría al belga como tercer central detrás de Piqué y Umtiti. Por lo que en este sentido el nombre de Yerry Mina sería una opción más viable, pensando en su adaptación.