Manchester City venció al Napoli y acaricia los octavos de la Champions

El líder de la Premier League ganó 2-1, llegó a nueve puntos y es el líder del Grupo F.

Gabriel Jesus y Sterling anotaron los goles de la victoria del Manchester City sobre Napoli.AFP

El Manchester City está deleitando en la presente temporada. El equipo de Guardiola toca y pasa por encima a sus rivales. Hoy realizó un primer tiempo excelso. En los segundos 45 minutos, reacción valiente del Napoli, que estuvo cerca de remontar tras los goles de Sterling y Gabriel Jesus en la etapa inicial. El equipo inglés acaricia los octavos de final de la Uefa Champions League, luego del triunfo de este martes, que lo deja con pleno de victorias, nueve puntos y liderato en el Grupo F. (Dávinson Sánchez, todo el partido en empate del Tottenham frente al Madrid)

La pletórica perfecta primera mitad del City en la que arrebató por completo el balón a los hombres de Maurizio Sarri, le valió que gracias a los goles de Raheem Sterling (m.9) y Gabriel Jesus (m.13) sume tres victorias en igual número de jornadas de Champions y ya enfile con aplomo la siguiente ronda. Necesita un punto en San Paolo para reservar su billete a octavos.

El conjunto inglés, invicto en lo que llevamos de temporada y líder en solitario de la Premier League, consiguió lo que pocos o ningún equipo había conseguido este curso: hacer que el Napoli, primero en la Serie A, no pudiera salir cómodo desde atrás ni hacer su juego.

La primera media hora fue de completo asedio de los de Pep, que marcaron dos goles y se toparon con el travesaño en una ocasión. Los visitantes, totalmente a merced, dieron un paso adelante a partir del minuto 30, e incluso pudieron recortar diferencias de penalti en los minutos finales del primer tiempo, pero Dries Mertens falló desde los 11 metros.

Sabedor de la importancia del choque, Guardiola no tocó el equipo y salió con el mismo once por tercer partido consecutivo, el mismo que destrozó el sábado al Stoke en liga por 7-2. Sergio Agüero, pese a estar ya recuperado de la fractura de costilla que sufrió en un accidente de tráfico en Amsterdam, volvió a estar de inicio en el banquillo.

Enfrente un Napoli -nunca ha ganado un partido en Inglaterra ante un equipo inglés (1E-5D)- que se presentó con dos cambios en el once: Allan y Jorginho dejaron su sitio en el centro del campo a Pitor Zielinski y Amadou Diawara. (Falcao marcó pero el Mónaco no levanta cabeza en la Champions)

Ocho minutos duró la resistencia del equipo partenopeo en Manchester, el tiempo que tardó Fernandinho en abrir a la izquierda a Sané, quien vio cómo le doblaba Silva por el costado y éste puso la redonda en el punto de penalti, donde no llegó Jesús, pero Sterling, atento, empaló de primera para subir el 1-0 al marcador.

Sin tiempo para la reacción de los italianos, llegó el segundo, obra de Gabriel Jesus. El nuevo zarpazo del City lo fabricó De Bruyne, que recogió un rechazo en la frontal y se escoró por la derecha antes de poner un centro raso al área pequeña para que Jesus se aprovechara de la lentitud de Albiol y sólo tuviera que empujar mansamente la bola al fondo de la red.

Después de la única aproximación con ligero peligro de los Sarri en la primera media hora -internada de Insigne que no consiguió combinar con Mertens- estuvo a punto de llegar el tercero, en un contragolpe de libro comandado por Sané y que De Bruyne no pudo cerrar al estrellarse su disparo con la zurda en el travesaño con un Reina ya vencido.

Se empezaron a soltar los italianos y, aunque carecían de profundidad, comenzaron a jugar más en terreno visitante. Su ocasión más clara llegó al filo del descanso (m.38), en un infantil penalti cometido por Walker sobre Albiol tras un saque de esquina. Sin embargo, Mertens no acertó y Ederson mantuvo la diferencia de dos goles de los suyos.

Los segundos 45 minutos fueron enteramente del Napoli, que encerró al City en su campo y tuvo ocasiones de sobra para darle la vuelta al partido. Primero fue Hamsik, con Ederson ya vencido y tras el enésimo error en la salida de los ingleses, el que estuvo a punto de marcar, pero su remate lo tapó el defensa Stones desde el suelo. Los visitantes pidieron mano, pero el inglés tenía el brazo pegado al cuerpo. (Lea también: Liverpool goleó y es nuevo líder del grupo E de la Champions)

A falta de poco más de un cuarto de hora, el Napoli se metió de lleno en el partido con un tanto de penalti, el segundo de la noche -cometido esta vez por Fernandinho sobre Ghoulam tras una buena internada del argelino-. El joven Diawara fue el encargado de lanzarlo y, con una calma impecable, no falló, aunque Ederson le adivinó el lado.

Se fueron al ataque los de Sarri, ya sin el lesionado Insigne -reemplazado por Allan- ni Hamsik -salió por el joven Ounas-, pero en ninguna de sus tímidas aproximaciones llegaron a poner en excesivo peligro la meta de Ederson, muy seguro durante todo el encuentro.

El City se llevó así, con más sufrimiento del esperado, tres puntos vitales que le mantienen en lo más alto del Grupo F, con pleno de victorias y a un pasito de los octavos de final.

Ficha técnica:

2 - Manchester City: Ederson; Walker, Otamendi, Stones, Delph; Fernandinho, De Bruyne, D.Silva (Gündogan, m.76); Sané, Sterling (B.Silva, m.69) y Gabriel Jesús (Danilo, m.86).

1 - Napoli: Reina; Hysaj (Maggio, m.70), Albiol, Koulibaly, Ghoulam; Diawara, Zielinski, Hamsik (Ounas, m.78); Callejón, Mertens e Insigne (Allan, m.56).

Goles: 1-0, m.8: Sterling. 2-0, m.13: Gabriel Jesús. 2-1, m.73: Diawara (p).

Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (ESP). Amonestó a Walker (m.37), De Bruyne (m.44) y Fernandinho (m.72), del Manchester City; y a Albiol (m.74) y Maggio (m.78), del Nápoles.

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo F de la Liga de Campeones disputado en el Etihad Stadium. Los aficionados locales, como viene siendo habitual en las últimas temporadas, silbaron el himno de la Champions League.