Sergio Ramos, una leyenda con mucha historia por escribir

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

El capitán de la selección española y el Real Madrid está cumpliendo 34 años. Aspira a jugar al menos tres temporadas más.

Todos los equipos de fútbol del mundo necesitan diferentes tipos de jugadores. No solamente por las posiciones que ocupan en la cancha, sino por sus características. No todos deben ser talentosos, pero se requiere de algunos que piensen y hagan la pausa, que marquen diferencia. También es fundamental contar con hombres temperamentales y de jerarquía, fuertes mentalmente, esos que “no se arrugan” y sacan su casta en las situaciones adversas.

Esa es, precisamente, la principal virtud del defensa español Sergio Ramos, capital del Real Madrid y de su selección, un futbolista tan amado como odiado, pues reúne esas condiciones de ídolo absoluto para los hinchas del equipo para el que juega, pero también enemigo número uno de los aficionados rivales.

Ramos nació exactamente hace 34 años en Camas, una pequeña población cerca a Sevilla. Y fue precisamente en las divisiones menores del popular club andaluz en donde se formó como futbolista. De niño era el terror de los delanteros rivales a quienes intimidaba siempre a punta de verso. Jugaba como lateral derecho, pero en la banda su liderazgo se perdía un poco, así que de vez en cuando los entrenadores lo usaban como defensa central, para que sus gritos contagiaran más a sus compañeros. Técnicamente no era superdotado, aunque tenía velocidad y buen juego aéreo.  

Lea también: El futbolista que cambió las canchas por una farmacia

En 2004 llegó a primer equipo y se pulió en la posición de carrilero nada menos que al lado del brasileño Dani Alves. Pero Sergio Ramos no estaba para ser suplente y a pesar de su juventud dejó claro que quería tener mayor continuidad. Una temporada después el Real Madrid pagó 30 millones de euros por su contrato. Aunque sus primeras campañas en el club más mediático del mundo no fueron exitosas, pues coincidieron con la era gloriosa de Pep Guardiola con el Barcelona, el número 4 hizo méritos para consolidarse como titular y ganarse un lugar en la selección nacional.

Con La Roja conquistó las Eurocopas de 2008 y 2012, además del Mundial de Sudáfrica 2010. Como lateral derecho fue uno de los pilares del equipo que dirigió primer Luis Aragonés y luego Vicente del Bosque. “Más allá de la rivalidad que siempre existe entre Real Madrid y Barcelona, en la selección siempre nos hemos llevado muy bien. Ahí hay un objetivo común y es darles alegría a todos los españoles”, reconoce Sergio Ramos, quien tras el retiro de Carles Pujoy, pasó a jugar como central, al lado de Gerard Piqué.

Llegaron después sus mejores horas en el Bernabéu. En 15 temporadas vestido de blanco ha conseguido 21 títulos, entre ellos cuatro Champions League, cuatro Mundiales de Clubes y cuatro Ligas de España. Ha jugado 640 partidos con el Real Madrid y ha marcado 91 tantos. Desde 2015, cuando Iker Casillas se fue para el Porto, ha sido el capitán del equipo y uno de sus grandes referentes, al lado de Cristiano Ronaldo, quien se marcó para la Juventus el año pasado.

Lea también: Xavi le abre la puerta al Barca

“Sergio es el jugador que todo técnico necesita. Un líder en el que confían sus compañeros y un hombre que siempre pone por encima al colectivo. Es el primer atacante del equipo y el mejor defensor”. Así lo califica Zinedine Zidane, el estratega que ha aprovechó la mejor versión del zaguero sevillano.

Ramos es el quinto jugador con más partidos en la historia del Real Madrid, solo superado por leyendas del club como Carlos Santillana (645), Manolo Sanchís (710), Iker Casillas (725) y Raúl González (741). Pero los supera gracias a su papel clave en la conquista de las "inolvidables" cuatro Copas de Europa en cinco años, con sus goles al Atlético en las finales de la Décima y la Undécima, o los tantos en los Mundiales de Clubes de 2014 y 2018.

Como si todo eso fuera poco, con apenas 34 años y al menos tres  temporadas más en el alto nivel, es el futbolista con más participaciones con el equipo nacional de España. Suma 170 partidos y 21 goles, superando a Iker Casillas (167) y Xavi Hernández (133). “Disfruto lo que hago y me cuida para poder hacerlo algunos años más. Todavía no pienso en el retiro”, advierte.

Comparte en redes: