20 Sep 2021 - 9:33 p. m.

Araujo salvó al Barcelona, pero asoma la crisis

El equipo catalán igualó 1-1 ante el Granada de Luis Suárez y Carlos Bacca.
El uruguayo se ha convertido en referente de la defensa del Barcelona.
El uruguayo se ha convertido en referente de la defensa del Barcelona.

El Barcelona salvó un empate (1-1) en su estadio ante el Granada con un gol in extremis del uruguayo Ronald Araujo (90), este lunes en el cierre de la quinta jornada de la Liga, pero el equipo azulgrana confirmó su pésimo momento, quedando a 5 puntos del líder Real Madrid.

Nada más comenzar el Barcelona tuvo que remar a contracorriente. Tras un córner, Sergio Busquets perdió el balón en el área y Sergio Escudero sirvió al segundo palo, donde apareció el portugués Domingos Duarte para adelantar al Granada (2).

Lea: James Rodríguez estaría negociando su vinculación con un club de Catar

El Barcelona igualó con un cabezazo de Araujo, su mejor arma ofensiva -cinco remates de cabeza en el partido-, al aprovechar un centro de Gavi, el canterano de 17 años que había entrado en la segunda parte.

Con este empate el Barcelona, que hace seis días empezó la Champions con una derrota 3-0 en el Camp Nou ante el Bayern Múnich, es séptimo con 8 puntos, a 5 del Real Madrid y a 3 del Atlético (2º).

(¡Grande, Colombia! Medalla de plata en el sudamericano y cupo al mundial de voleibol femenino)

En otro partido que evidenció la falta de certezas en el equipo azulgrana, el Granada llegaba con facilidad y estuvo cerca de ampliar su ventaja inicial.

Diez minutos después del primer gol, el venezolano Darwin Machis ganó una batalla a Serginho Dest en la banda izquierda y su centro lo remató de primeras Jorge Molina por encima del larguero.

La mejor ocasión azulgrana en el primer tiempo llegó con el tiempo cumplido (45) cuando Araujo conectó un gran cabezazo pero se topó con un vuelo del portero portugués Luís Maximiano.

- Piqué, revulsivo como delantero -

En la segunda parte el técnico azulgrana Ronald Koeman dio entrada al delantero centro holandés Luuk De Jong, con el objetivo de poder atacar al Granada con centro laterales y aprovechar su capacidad de remate.

Pero de nuevo fue Araujo el que acertó con otro potente testarazo que se fue cerca de uno de los postes (56).

A estas alturas el Barcelona manejaba el duelo, moviendo el balón con soltura y probando al Granada, incapaz de salir pero sólido como bloque defensivo.

Memphis Depay se encontró un balón suelto en el área pero su remate de volea le salió flojo y a las manos del arquero (58).

A falta de 15 minutos Koeman dio entrada al central Gerard Piqué para que jugara de delantero e incrementara junto a De Jong la presión por alto en el área del Granada.

Precisamente este último remató de cabeza desde dentro del área pequeña y lo hizo por encima del larguero, cuando parecía imposible fallar (79).

Le puede interesar: más de los futbolistas y toda la información deportiva

Y como no, Araujo acertó a la quinta para dar un ligero respiro a su técnico, al que en algunos medios sitúan fuera del club pronto.

Comparte: