Publicidad
5 Aug 2020 - 6:50 p. m.

El programa social que Cristopher Moreno implementó en Colombia y África

El exdelantero del Bagadó Chocó lleva un poco más de tres años ofreciendo ayuda psicosocial a niños en condición de vulnerabilidad por medio del fútbol.
Cristopher Moreno construyó su programa de ayuda psicosocial con base en el fútbol. El Pacífico colombiano y algunos países de África cuentan con su asesoría.
Cristopher Moreno construyó su programa de ayuda psicosocial con base en el fútbol. El Pacífico colombiano y algunos países de África cuentan con su asesoría.
Foto: Archivo particular

El fútbol termina siendo un vehículo de tejido social. En poblaciones vulnerables, donde la violencia termina arropando la realidad, el deporte puede ser el escape de muchos jóvenes que carecen de educación y de oportunidades para huir de estas problemáticas y evitar que en su entorno se perpetúe el mal.

Cristopher Moreno, exdelantero del Bagadó Chocó, lleva un poco más de tres años ofreciendo un programa de ayuda psicosocial, en el que por medio del fútbol le brinda a menores de edad distintos escenarios y actividades que los aleja del reclutamiento forzado, violaciones, drogadicción y demás problemáticas que acosan su entorno.

Moreno, que trabaja de la mano del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), y que ahora se unió a la Asosiación de Clubes de Fútbol Aficionado (ACCFA), ha logrado disminuir los focos de violencia y de criminalidad en menores en la región del Pacífico colombiano. Ahora, su programa ha traspasado las fronteras, y de manera presencial y virtual ha podido asesorar a comunidades vulnerables en países africanos como Burundi, Gabón, Kenia, Ruanda, entre otros.

“Cuando dejé de ser futbolista profesional empiezo a hacer gestión para continuar mi proyecto de fútbol desde lo social, algo que proyectaba desde cuando jugaba, y pensaba en cómo poder ayudar a mucho niños en Colombia a que hicieran realidad su sueños, así como Dios me dio la oportunidad de salir de mi municipio Bagadó Chocó a realizar lo que deseaba. Me radiqué en Buenaventura y empezamos un trabajo psicosocial, nutricional y deportivo a través de un gran equipo humano establecido, inculcándole a muchos niños inmersos en múltiples problemas de riesgo social valores y principios por medio del deporte. Este programa lo hicimos extensivo al departamento del Chocó, especialmente en Bagadó y otras partes de Colombia, en una alianza con Bienestar Familiar”, le contó Moreno a la ACCFA.

El exdelantero, que pasó por Venezuela, Ecuador, Corea, Centroamérica y Colombia, trabaja para que los niños en condiciones precarias puedan ver en el fútbol un método de crecimiento y de desarrollo personal y comunitario. Así, no solo cumple con su labor social, sino que también trabaja con la organización del fútbol en formación y de la aparición de nuevos talentos en América Latina y África.

“A raíz de las exitosas experiencias en Colombia, el impacto que habíamos causado acá y el desarrollo social en zonas deprimidas de alto riesgo social para niños y jóvenes, me invitaron a ir como voluntario a África para dar asesorías sobre el tema. La invitación llegó a través del ministerio de relaciones exteriores y la embajadora de Kenia quien en su momento conoció el programa y le atrajo. Al saber que lo adelantábamos de manera conjunta con el ICBF más se interesó, por lo que le pareció muy importante compartir estos temas con los hermanos africanos. Hace ya tres años venimos en ese proceso allá en África”, señaló el exfutbolista.

Sobre su vivencia en África, Moreno comentó que “El grado de vulnerabilidad que hay en los países que visité es muy grande. En África hay problemas sociales mucho más grandes que en Colombia, porque hay guerra civil, no respetan a nadie, los niños son reclutados para la guerra, las niñas son violadas, mala alimentación, hambre; es decir una problemática muy dura. Nosotros llegamos a asesorar a la gente indicándoles que se puede hacer deporte con un enfoque psicosocial a través de valores y principios, como una herramienta para que pudieran avanzar por otro camino, disfrutar de su niñez, juventud sin ser violentados ni alterada su vida sana”.

Síguenos en Google Noticias