3 Nov 2018 - 6:52 p. m.

Seis partidos después volvió a ganar el Real Madrid

Este sábado el conjunto blanco derrotó 2-0 al Valladolid con un autogol y un penalti que marcó Sergio Ramos.

Redacción Deportes y EFE

EFE
EFE

El Real Madrid venció por dos goles a cero al Real Valladolid gracias a los tantos de Kiko Olivas en propia puerta en el minuto 83, en una acción provocada por el brasileño Vinicius Junior, y de Sergio Ramos desde el punto de penalti en el 88.

Tras una primera mitad en la que el Real Madrid dominó el balón, pero en la que, más allá de centros laterales, no logró inquietar a Masip, la segunda mitad se abrió y ambos equipos disfrutaron de más espacios para poder correr. (Lea aquí: Yerry Mina jugó sus primeros minutos con el Everton este sábado)

En esta circunstancia fue el Valladolid el que dispuso de las mejores ocasiones para adelantarse en el marcador con dos disparos al palo, de Alcaraz y Toni Villa, y un mano a mano de este que detuvo el belga Thibaut Courtois.

Fue una acción de Vinicius, que saltó al terreno de juego en el minuto 73 de partido, la que le abrió el camino hacia el triunfo del Real Madrid. Un disparo del brasileño tocó en Kiko Olivas y se coló en la portería del Valladolid cuando el luminoso señalaba el minuto 83.

Sergio Ramos fue el encargado de poner el 2-0 definitivo desde el punto de penalti en un falta de Calero sobre Benzema en el 88.

Santiago Solari, técnico del Real Madrid, elogió el partido que hicieron sus jugadores ante la necesidad de ganar y romper la mala racha en Liga, y admitió que le "gustaría ganar 7-0, pero el fútbol es otra cosa".

"Necesitábamos ganar, evidentemente. En los momentos delicados no se sale ganando holgadamente, sería un pensamiento magnífico. Fue un partido muy trabajado ante un equipo muy duro que hace daño a la contra. Hicimos un partido serio, estricto y peleado", analizó. (Lea también: James jugó 71 minutos en el empate del Bayern 1-1 ante el Friburgo)

"Me gustaría ganar 7-0 con tres goles de media chilena, pero el fútbol es otra cosa, es duro, por momentos las dinámicas son mejores, hay más alegría y belleza, en otros son mas delicados y tiene que haber orden, ímpetu y espíritu competitivo. Lo ha habido y se ha ganado", añadió.

Recibe alertas desde Google News