Comandos Azules se comprometieron a erradicar la violencia de El Campín

Como acto simbólico, un grupo de jóvenes de la barra de Millonarios limpió parte de la fachada del escenario bogotano.

Alcaldía de Bogotá

La Administración Distrital se reunió con un grupo de jóvenes pertenecientes a la barra Comandos Azules de Millonarios, con el propósito de encontrar soluciones a los actos vandálicos de los que los hinchas azules han sido protagonistas en las recientes semanas.

Primero fue el video en el que se observa a unos seguidores del conjunto embajador retirando de la tribuna oriental a dos niños porque no portaban la camiseta azul, en el compromiso contra Nacional.

En el estadio Palogrande de Manizales la riña entre barristas de Millonarios opacó, otra vez, la fiesta del fútbol. Luego pidieron perdón y repararon, en cierta medida, los daños causados, aunque tienen prohibido el ingreso al escenario caldense por cinco años.

A raíz de los antecedentes, las autoridades, con miras al duelo del próximo sábado 23 de abril por la trigésima fecha de la Liga Águila, en el que Atlético Bucaramanga será local ante el cuadro albiazul, tomaron la decisión de no permitir la entrada a los hinchas que luzcan la camiseta de Millonarios, como una medida para preservar la seguridad en el estadio Álvaro Gómez Hurtado y sus alrededores.

Sin embargo, los aficionados embajadores se comprometieron a erradicar la violencia del estadio Nemesio Camacho El Campín. Como acto simbólico, pintaron y limpiaron baños, muros y fachadas, del escenario capitalino.

Orlando Molano, director del IDRD, resaltó lo que significa la actividad desempeñada por los Comandos en el objetivo de contar con una mejor convivencia en el estadio: “Este es un primer paso que están dando los muchachos de las barras, aquí lo que queremos es construir ciudad con todos los barristas no solo de Millonarios, sino de Santa Fe para tener una Bogotá mejor para todos”.

“Llegamos a un acuerdo de tener un compromiso con los bogotanos, con la gente que viene a los estadios y con la gente de fuera y con ellos mismos, para demostrarle que este estadio es la casa de ellos”, explicó Molano, quien está esperanzado en que la estrategia sirva para que la familia regrese a El Campín, sin ningún tipo de temores.

Por su parte, Juan Carvajal, líder de la barra de Millonarios, agradeció al distrito por la oportunidad de expresar sus inquietudes: “En esta oportunidad estamos en nuestra casa, en nuestro segundo hogar haciéndonos cargo de la limpieza de los baños afectados por hinchas vandálicos. Nosotros como líderes de las barras lo estamos haciendo para que este tipo de comportamientos no se sigan presentando en los escenarios deportivos”.

“Nosotros somos ciudadanos del común que amamos a nuestro club y que lo acompañamos a donde vaya”, agregó Carvajal.

El gobierno distrital afirmó que continuará generando acercamientos con los barristas de los diferentes equipos, en pro de la tolerancia y el respeto en la fiesta del fútbol.