La final que le ganó Deportes Tolima a Independiente Santa Fe

En 2014, los pijaos alzaron el trofeo de la Copa Colombia, en El Campín, de Bogotá.

El 12 de noviembre de 2014, el plantel del Deportes Tolima festejó en El Campín el título de la Copa Águila. / Luis Ángel - El Espectador

En el 2014 no era la Copa Águila, se trataba de la Copa Postobón, la misma Copa Colombia que reúne a los equipos de primera y segunda división del fútbol profesional colombiano. Ese año, como ocurría hasta este, el 2016, el ganador se quedaba con un cupo para la Copa Sudamericana. Dicho tiquete al segundo torneo de clubes más importante del continente americano se lo llevó el Deportes Tolima.

Aquel elenco tolimense, dirigido por el samario Alberto Gamero, llegó a la final de la Copa después de eliminar a Patriotas en semifinales. Las ilusiones de los pijaos de obtener un nuevo título se encendieron y el obstáculo para sumar el trofeo a sus vitrinas se llamaba Independiente Santa Fe. Tolima, con una estrella en su escudo, obtenida en el Finalización 2003 tras superar al Deportivo Cali en la final, tenía que iniciar la llave definitiva en condición de local. (De infarto: Tolima venció al Bucaramanga por penales y jugará la final de la Liga Águila-II)

El 5 de noviembre, en el Manuel Murillo Toro, de Ibagué, el conjunto local triunfó 2-0. El primer tanto nació luego de una falta que cometió Daniel Torres en el área sur del escenario tolimense, que fue decretada como penal y que cambió el lateral izquierdo de aquel entonces, Félix Noguera, por gol. La segunda anotación la decretó Yimmi Chará, quien aprovechó un descuido de la defensa cardenal en un tiro de esquina. (Santa Fe hizo lo suyo: goleó 4-0 a los juveniles de Nacional y jugará la final ante Tolima)

El 12 de noviembre, en el estadio Nemesio Camacho El Campín, de Bogotá, se celebró el compromiso de vuelta. Los hinchas albirrojos tenían la ilusión de darle vuelta al resultado global y ganar su tercera Copa Colombia. Pero la jerarquía de aquel Tolima lo impidió. Esa noche Santa Fe venció por 2-1, con goles de Jefferson Cuero y Luis Carlos Arias, y no le alcanzó. El vinotinto y oro escuchó con emoción el pitazo final del árbitro Gustavo González y se consagró como campeón de la Copa Postobón.

Este miércoles, 14 de diciembre, y el próximo domingo, 18 de diciembre, Santa Fe, que va por su novena estrella, jugará la revancha ante un Tolima que quiere la segunda. Ahora protagonizarán una final en el certamen más importante del balompié nacional, la Liga Águila. Primero se enfrentarán en Ibagué y cerrarán en Bogotá. Los de Gamero quieren repetir la historia de 2014: celebrar en el césped bogotano. Los de Gustavo Costas, que precisamente aquel año conquistaron el campeonato colombiano, anhelan otro título navideño.