Cabañas, "El Mago" que conquistó América

El paraguayo se fue joven, pero su legado, forjado con goles y gambetas, será eterno en el equipo escarlata, club del que es uno de los máximos ídolos.

El paraguayo disputó dos finales de la Libertadores con América. / @AmericadeCali

Aquel hombre temperamental nació en Pilar, Paraguay, el 11 de abril de 1961. Su talento lo hizo debutar a los 18 años en Cerro Porteño, de su país natal, en 1979, año en el que, además, ya hacía parte de la selección guaraní que conquistó la Copa América. (Vea: Falleció el paraguayo Roberto Cabañas, ídolo del América de Cali)

Las tierras estadounidenses han visto cómo diversos astros han ido a culminar su carrera allí (Pelé, Beckenbauer, Lampard, Henry, etc). Ese no fue el caso de Cabañas. Él apenas empezaba en Norteamérica su trasegar profesional. Jugó en dicho balompié en el New York Cosmos, entre 1980 y 1985, cuando ya era parte del América de Cali.

En el equipo escarlata se hizo ídolo; uno de los más importantes jugadores que han vestido la camiseta escarlata, con la que ganó el campeonato colombiano en 1985 y 1986. Además, jugó tres finales de Copa Libertadores: 1985, 1986 y 1987. (Lea: "Cabañas quería volver a Colombia": Julio César Romero, exjugador paraguayo)

Inmensos fueron los goles con los que "El Mago de Pilar" puso a celebrar al Pascual Guerrero en muchas ocasiones. Un dominio magistral y una definición aún mejor caracterizaron su juego. El hombre que siempre saltaba al césped con muñequera blanca celebraba sus anotaciones con piruetas que pocos podían realizar. Fue único.

En 1988 la hinchada americana dejó de disfrutar del talento del guaraní, quien partió al Brest, de Francia, donde también militó en el Lyon. Deleitó con la pelota en territorio galo hasta 1992, año en el que llegó a Boca Juniors. En el club argentino se creó rápidamente un amor con la afición por su temperamento y sus constantes roces con la gente del máximo rival, River Plate. Roberto, con la camiseta xeneize, se hizo al Apertura 92 y a la Copa Master.

También jugó en Barcelona, de Ecuador, en Independiente Medellín y Real Cartagena. A este último club volvió a jugar a los 39 años, cuatro después de haberse retirado.

Como entrenador no tuvo el mismo éxito que en las canchas. Debía empezar su trasegar afuera de la línea de cal en el América de Cali. En club que hoy llora su muerte trabajó de asistente técnico de otro gran futbolista rojo, Gerardo González Aquino. A Cabañas no le fue bien después de asumir como técnico en propiedad y Alex Escobar tomó su lugar.

Roberto Cabañas falleció este lunes, 9 de enero, en Asunción del Paraguay, a la edad de 55 años por causa de un paro cardiorrespiratorio. El fútbol está de luto por su muerte. "El Mago", quedará por siempre en la memoria americana.